Almócita

Un pueblo de la Alpujarra recoge la memoria de sus ancianos mediante entrevistas

‘Memoria Ancestra’ recopila el patrimonio oral de los almociteños mayores de 80 años

Francisco G. Luque 13:02 • 09 jun. 2022 / actualizado a las 13:04 • 09 jun. 2022

Los refranes de toda la vida, las ricas recetas, las canciones tradicionales, los trabajos en el campo y en la casa, además de los cientos de recuerdos de una pequeña localidad de la Alpujarra no caerán en el olvido gracias a 'Memoria Ancestra', un proyecto que recoge los testimonios de los ancianos del pueblo. Mediante entrevistas, los mayores de 80 años narran ante la cámara sus historias, de la forma más humana, dejando constancia, en voz de sus propios protagonistas, de un pasado que debe quedar documentado para siempre y ponerse en valor.    


"Recogemos la historia humana de personas de hasta 95 años de edad y es fascinante, lo que te cuentan y cómo te lo cuentan. La mayoría son mujeres y es el testimonio de esa historia que se ha ido considerando como menor, pero que no lo es. Es la que ha sostenido a la gente, a las familias, a la tierra...". comenta Eli Rodríguez, creadora de este proyecto que cuenta con el respaldo del Ayuntamiento de Almócita, localidad almeriense en la que se está recopilando sus raíces, la sabiduría de los ancianos, la que puede servir a las nuevas generaciones para aprender a vivir en un mundo que está en constante cambio y que necesita referentes reales. 


Las experiencias de almociteñas como María Quirantes, Gádor Ruiz o Eduvige ya nutren los cimientos de este proyecto que rescata la Almócita de otros tiempos, cómo era vivir en un contexto social y económico diferente al actual, qué suponía ser mujer en cuanto a posibilidades y obligaciones. O de cómo han visto evolucionar su pueblo. Y lo cuentan personas sencillas pero que encierran, y ahora muestran al mundo, unos valores fundamentales para la vida como el cuidado de la tierra, de los seres humanos o crear comunidad. Cada una de sus palabras son un ladrillo para construir convivencia.



Ejemplos de resiliencia

"La intención es meramente documental, recoger sus testimonios, sus voces e historias. Estamos haciendo fotos y videos, en principio por amor al arte, por tener ese testimonio y posiblemente hacer en un futuro una actividad tipo exposición fotográfica, o si podemos montar el vídeo, que es lo que más trabajo lleva, presentarlo a una convocatoria del Instituto de Estudios Almerienses", asegura Eli, que se desplazará también hasta Canjáyar para entrevistar a tres vecinas de Almócita que están en la residencia de mayores del municipio canjilón.



Los saberes de los ancianos y ancianas no se limitan solamente a cómo cultivar la tierra en la Alpujarra, con sus características y necesidades propias, o de qué forma aprovechar al máximo y desde el respeto los recursos del entorno, sino en especial a conocer cómo situarse ante una realidad que plantea grandes retos, tan grandes como los que estas vecinas y vecinos han experimentado a lo largo de sus vidas, cotidianas pero excepcionales, que perfectamente pueden usarse, gracias al trabajo que se está realizando con 'Memoria Ancestra', como referentes en numerosos aspectos para los más jóvenes, para las generaciones que tienen que afrontar un presente y un futuro lleno de importantes desafíos para la humanidad.


Estas voces sinceras y puras, que están siendo rescatadas en los preciosos callejones de Almócita, son auténticos ejemplos vivientes de resiliencia, que emocionan por su dignidad humana y por su afán de trasladar que lo importante es "llevarse bien" y "estar en paz". Palabras sencillas, pronunciadas por personas de otra época, pero muy necesarias en los tiempos que corren. Por suerte, ya no serán silenciadas, quedarán grabadas para siempre en el proyecto 'Memoria Ancestra', como el gran patrimonio oral del municipio almociteño, un hermoso rincón de la Alpujarra en el que sus mayores toman la palabra y la 'donan' al resto del mundo.  




Temas relacionados

para ti

en destaque