Un “altercado previo en un club”, posible causa del incendio en el asentamiento

La Guardia Civil mantiene abierta la investigación tras la detención de dos personas

Así ha quedado el poblado de Nijar tras el fuego. Foto: Amigos del Parque de Cabo de Gata.
Así ha quedado el poblado de Nijar tras el fuego. Foto: Amigos del Parque de Cabo de Gata. La Voz

Los datos preliminares de la investigación que mantiene abierta la Guardia Civil apunta a que los dos detenidos como presuntos autores de incendio en el asentamiento de Los Albaricoques, en Níjar que ha dejado sin infravivienda a 200 personas actuaron movidos por la "venganza" después de protagonizar un altercado en el poblado.


Fuentes cercanas al caso han indicado que ambos hombres habrían acudido antes de que se desataran las llamas a un club de alterne localizado en el asentamiento, más conocido como Walili, y una vez allí se habría producido un incidente que les habría obligado a marcharse.


Después, según las pesquisas, regresaron al poblado y provocaron presuntamente el incendio de manera intencionada en la zona donde residen los trabajadores inmigrantes de origen subsahariano, y que causó heridas de gravedad a un varón de 45 años, quien se encuentra hospitalizado debido a quemaduras en los miembros inferiores.



A la espera de los datos que aporten la inspección ocular que en la jornada del domingo se vio dificultada por las intensas y continúas lluvias caídas en la comarca de Níjar y el resto de las diligencias que está practicando la Policía Judicial, la investigación señala que el punto de ignición del fuego, que se inicio a las 23,45 horas del sábado, fue una de las chabolas y no la infravivienda que sirve de club de alterne.


Por otro lado, el coordinador provincial de Cruz Roja en Almería, Francisco Vicente, ha constatado que el fuego se inició como una acción de "venganza o represalia ante un conflicto anterior que hubo con un tema de mujeres", según ha explicado en declaraciones a Canal Sur Radio recogidas por Europa Press.



Según ha explicado, se trata de un asentamiento "muy grande" con diferentes zonas divididas por "diferentes nacionalidades", de modo que el área en el que se asientan las personas de origen subsahariano es "la que más afectada ha quedado por los incendios".


"Lo que hemos hecho es desplazarnos allí, evaluar la situación, repartir material humanitario, comida, y material de abrigo para poder pasar la noche", ha indicado el coordinador, quien ha detallado que "la mayoría de las personas se han realojado con amigos" y con "conocidos de chabolas cercanas", toda vez que se ha hecho uso de "un pequeño módulo de emergencia" del Ayuntamiento de Níjar.


Según Cruz Roja, en la provincia de Almería existen cerca de un centenar de asentamientos, de los que "30 o 40" se encuentran en Níjar, siendo el asentamiento de Walili "uno de los asentamientos más importantes de la provincia por el volumen de personas que viven allí".


Sobre las razones por las que se mantienen estos núcleos de infravivienda, Vicente opina que "se han creado estructuras muy estables" entre personas que "no tienen acceso a la vivienda" ya sea porque se ubican en localidades "con poca vivienda en alquiler", que es "cara" y "discriminatoria". "Hay múltiples razones por los que se producen los asentamientos. Llevamos varios años así y es complicado", ha dicho.


Un centenar de infraviviendas han resultado afectadas por este incendio en el asentamiento que se ubica en el cruce de las carreteras AL-3108 y AL-3112 en una zona conocida como Las Chozas y en el que residen de forma habitual entre 600 y 800 personas.


Los servicios de emergencia procedieron a la evacuación al completo del poblado y el fuego quedó extinguido inicialmente sobre las 03,00 horas, pero posteriormente se reavivó por lo que volvieron a las labores de extinción los Bomberos de Almería y del Consorcio del Levante, junto con efectivos de Policía Local, Guardia Civil, Protección Civil y agentes del Plan Infoca.


El centro de coordinación avisó, asimismo, a la compañía suministradora Endesa para que procediese al corte de la electricidad por desprendimientos de cables de alta tensión en el asentamiento, que se extiende sobre una superficie de 8.000 metros cuadrados.


El hombre de 45 años herido que resulto herido por quemaduras en las piernas ha sido derivado a un hospital de Granada, después de haber sido atendido por la mañana en el centro hospitalario Torrecárdenas de Almería.


Sobre las 7,15 horas del domingo, el herido llegó al hospital almeriense con quemaduras en los miembros inferiores y los sanitarios decidieron que precisaba traslado al centro hospitalario granadino.

 

Temas relacionados
Sucesos en Almería Níjar Incendios Bomberos Guardia Civil

para ti

en destaque