El Ejido

Vox al PSOE en El Ejido: “Tiempo de rojos, hambre y piojos”

Bonilla responde tras la petición socialista al alcalde de que rompa el pacto de gobierno

La sesión plenaria celebrada este lunes en el ayuntamiento de El Ejido ha dejado sobre la mesa un episodio insólito en el consistorio tras el intercambio de acusaciones entre Vox y el PSOE con motivo de la petición de los socialistas al alcalde del PP, Francisco Góngora, de que rompiera su pacto de gobierno con la formación de Abascal.


Y es que cuando llegó el turno de palabra del portavoz municipal de esta formación, Juan José Bonilla, decidió echar mano de sus raíces para intentar desacreditar esta propuesta indicando lo siguiente: "Si algo aprendí de mis abuelos y de mis antepasados es que hablar o razonar con gente de izquierdas es perder el tiempo".


Pero la cosa no se quedó ahí puesto que el portavoz de Vox prosiguió su intervención asegurando que no iba "a entrar en provocaciones". Sin embargo, la zanjó de este modo: "Solo voy a contestar con un chascarrillo de mi abuela, que en paz descanse: Tiempo de rojos, hambre y piojos. Y es lo que tenemos en España y es lo que tenemos en El Ejido con su posición ante la moción de seguridad ciudadana. Y no voy a decir nada más".


Acusación



El ambiente empezó a caldearse en el pleno cuando se inició en turno de ruegos y preguntas tras una primera intervención del Partido Socialista en la que su portavoz, José Miguel Alarcón, le pidió al alcalde de El Ejido, Francisco Góngora, que "no deje que un partido como Vox suene como en nuestro pueblo como gobierno. Usted sabe la importancia que tiene El Ejido en el exterior. Y hacer coalición con un partido machista de la extrema derecha no nos beneficia en nada, señor alcalde. ¿No se da cuenta? Y no creo que esto vaya a ser ni lo primero ni lo último que le haga Vox".Por todo ello, Alarcón insistía en pedirle al alcalde que finiquitara el pacto de gobierno: "Señor Góngora, entérese, Vox es dañino para El Ejido y sus intereses. Mire usted al futuro y no al pasado como mira Vox", reiteró.


Y en medio de este cruce de reproches y acusaciones apareció también la figura del portavoz municipal de Ciudadanos, Cecilio Vargas, que también invitó al alcalde de El Ejido a poner en marcha "un gobierno monocolor" del Partido Popular como ganador de las elecciones y a que "saque a Vox de este equipo de gobierno que, aparte de costarnos un dineral, solo está haciéndoles cometer torpezas enormes. Queremos que se pare y piense en el bien de El Ejido. No lo hablo por cambiar apoyos por delegaciones o sillones. No queremos nada de eso igual que quisieron ellos. Ellos querían siete sillones y usted se los ha dado. Nosotros no queremos ningún sillón. Usted va a gobernar en minoría y en lo esencial le apoyaremos".


Firmeza

Una vez escuchados todos los argumentos esgrimidos por parte de unos y de otros, el alcalde de El Ejido, Francisco Góngora, se encargó de disipar cualquier duda que pudiera surgir en torno a la estabilidad del pacto de gobierno de PP y Vox en el municipio ejidense sentenciando que "los de Vox son muy malos, son el demonio, no sé qué, no sé cuánto... Nosotros tenemos un acuerdo, para que a ustedes les quede claro y a la opinión pública. Tenemos un acuerdo que vamos a cumplir. Y tendría que pasar algo que a mí me imposibilitara seguir manteniendo este acuerdo para que yo lo rompiera. Y lo vamos a respetar y lo vamos a cumplir porque tenemos palabra".

 

Temas relacionados
Elecciones Vox PP Machismo PSOE El Ejido

para ti

en destaque