“Todos estamos de paso”: la curia de Gómez Cantero empieza a andar

Toma de posesión del canciller, el vicario general y el vicario de pastoral

La transición episcopal se ha confirmado esta mañana, con un paso más, en el salón de actos 'Juan Pablo II' de la Casa Sacerdotal. Con buena parte del clero almeriense presente, se celebraba la toma de posesión de los primeros y recientes cargos hechos por el obispo coadjutor de Almería, Antonio Gómez Cantero.


Así, esos tres nombres para la historia de la Iglesia en Almería ya han tomado posesión de sus cargos: el nuevo Secretario general-canciller de la Diócesis de Almería, José Juan Alarcón, y los vicarios general y de pastoral, Ignacio Román y Francisco Sáez, respectivamente.


Todo ello, en un acto marcadamente protocolario y que arrancó con una despedida: la de la que hasta ayer fuera canciller del episcopado de Adolfo González Montes, María del Mar López Andrés.



Actos seguido, toma de posesión de quien ya es canciller y secretario general de la curia, además de vicario judicial, párroco de San Agustín y consiliario de la Hermandad del Silencio: José Juan Alarcón tomaba posesión de su cargo por un período establecido de cinco años.


"Seguiremos haciendo nombramientos"



A continuación, tomaba la palabra el propio Gómez Cantero, que en un primer momento llamaba a "reforzar la unidad entre nosotros".


En sus palabras, Gómez Cantero enviaba un mensaje claro a esos tres nuevos cargos de la Diócesis (y a cualquiera que crea lo contrario): "Si algo debemos aprender de la historia es que todos estamos de paso", recordaba el obispo. "No veáis vuestra tarea como un privilegio, sino como un servicio", advertía.


Además, Gómez Cantero anunciaba también en sus palabras que "paulatinamente seguiremos haciendo nombramientos" para continuar con ese proceso de transición que culminará en noviembre, pasando ser Gómez Cantero obispo titular de la Diócesis de Almería (aunque ya tenga plenos poderes).


"Sois mis cirineos", reconocía, hablando de los tres cargos que tomaban posesión en la Casa Sacerdotal. Tras Alarcón, llegó el turno de Ignacio Román como vicario general y de Sáez como vicario de pastoral.


A los tres (y tras agradecer a quienes les precedieron en los cargos) Gómez Cantero les pidió "humildad, sencillez y generosidad".


Para acabar el breve acto, se dirigía en nombre de los tres el flamante vicario general, Ignacio Román, quien reconocía ser "consciente de la magnitud de la misión" y que terminaba su intervención con dos palabras que son ya mucho más que una seña de identidad del propio Gómez Cantero: "Ánimo y adelante".

 

Temas relacionados
Obispado de Almería Antonio Gómez Cantero

para ti

en destaque