Controles de madurez en sandía y melón durante el estado de alarma

La Delegación territorial ha realizado 107 controles de madurez en más de 30 empresas

10.630 hectáreas de cultivo de sandía.
10.630 hectáreas de cultivo de sandía. La Voz

La Delegación territorial de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible ha realizado un total de 107 controles en 32 empresas comercializadoras de melón y sandía en la campaña ‘No cortes en verde’. Desde hace más de 25 años, los inspectores de calidad de la Delegación territorial en Almería vienen realizando controles de calidad, dentro de esta campaña, a las empresas comercializadoras de sandía y melón para asegurar al consumidor final, que estos frutos cumplen con los estándares de calidad establecidos.

El cultivo de sandía y melón siguen siendo los cultivos de referencia de primavera,   en el caso de sandía el 18% de la superficie de cultivo que se realiza en el ciclo de primavera la ocupa este cultivo y para melón el 5%, de ahí que seamos la primera provincia española exportadora de sandía y segunda en melón.

Para esta campaña, la superficie de cultivo de sandía ha sido de 10.630 hectáreas, 106 más que la pasada campaña, lo que supone un incremento del 1%, en el caso de melón, durante esta campaña se han plantado 2.841 hectáreas, 252 más, un incremento de casi un 10%.

La campaña de comercialización de sandía comenzó a principios de abril, algo más retrasada que campañas anteriores debido a las condiciones climáticas e igualmente en melón también se comenzó más tarde, a finales de abril. Actualmente las producciones de invernadero ya están finalizadas comenzando ahora la campaña de sandía y melón en la calle en la zona del levante almeriense que se mantendrán hasta finales de julio.



La producción obtenida en sandía ha sido de 606.000 toneladas y para melón de más de 122.000 toneladas, en el caso de sandía la producción ha sido mayor casi un 3% más que la pasada campaña y en melón ha sido también superior casi un 1% más.


Se han controlado 1.570.000 kilos


La delegada territorial, Aránzazu Martin, ha resaltado el esfuerzo que ha realizado los inspectores de la delegación territorial durante este periodo de alarma donde se han realizado un total de 107 controles a 32 empresas hortofrutícolas, donde se han controlado 1.570.951 kilos.

En el caso de sandía, los inspectores han realizado 73 inspecciones donde se han controlado 1.180.343 kilos, una de las incidencias detectadas ha sido que para esta campaña los calibres de sandía han sido más pequeños de lo habitual, lo que ha generado menor volumen de producción, no afectando a su grado de desarrollo de madurez (índice refractométrico) que ha sido de 10,6 º Brix de media.

En melón se han realizado 34 inspecciones y se han controlado 390.608 kilos, el índice de madurez ha sido de 11,8 º Brix a media.


Martín ha declarado que “el cumplimiento de los parámetros de calidad en ambos productos ha sido elevado, presentando escasa relevancia las incidencias detectadas en sandía, y que de todas las partidas muestreadas, tan solo una muy pequeña partida de sandía no han sido aptos para la comercialización y ha sido destruida”.

En materia de precios, la delegada ha remarcado que “la sandía ha alcanzado unos buenos precios, manteniéndose hasta la primera semana del mes de junio por la reducida producción, han rondando los 40 céntimos/kilo de media, aunque este precio ha experimentado una caída en estas últimas semanas debido a la entrada en producción de la calle”.


 

Temas relacionados
Agricultura Sandía Estado de alarma Invernaderos Empresas

En Portada

Las principales noticias semanales sobre agricultura en tu e-mail