Clásicos en el Parque propone un recital dedicado a los compositores románticos

A cargo de la pianista Judith Jáuregui, en el Patio de los Espartales de Rodalquilar

La pianista Judith Jáuregui
La pianista Judith Jáuregui La Voz

Para su tercera cita de esta 18º edición, el festival Clásicos en el Parque apostará por un concierto de la pianista Judith Jáuregui, dedicado a tres de los grandes compositores románticos: Robert Shumann, Johannes Brahms y Fréderic Chopin.

 

Será este jueves 22 de julio, a las 22:00 horas, en el Patio de los Espartales de Rodalquilar, un espacio escénico que se ha incorporado este año al festival. Con él, Clásicos en el Parque ha recuperado otro vestigio de la tradición minera de esta localidad, la antigua zona del Economato del INI (Instituto Nacional de Industria).



 

 



El concierto

 

Nacida en San Sebastián, y unida a diversas culturas desde su infancia (su madre es vasca, y su padre, mexicano de nacimiento y francés de adopción), Judith Jáuregui es una de las pianistas más cautivadoras del momento en el panorama de la música clásica. Artista de refinamiento expresivo, pulsación luminosa y gran personalidad, fue alumna del maestro ruso Vadim Suchanov, y ha desarrollado una exitosa carrera que la ha llevado a prestigiosos escenarios de todo el mundo. Ha colaborado con destacadas orquestas y agrupaciones de cámara de varios países, y publicado varios discos, que han sido recibidos con entusiasmo por la crítica. El último, ‘Die romantische Seele’ (2020), dedicado a la música de Robert y Clara Schumann, ha sido grabado junto a la Orquestra Simfònica Camera Musicae y Tomàs Grau, para el sello alemán Ars Produktion.

 

El concierto de Rodalquilar estará dedicado, pues, a una música, la de los grandes compositores románticos, hacia la que tiene una sensibilidad especial. “Comenzaré con Schumann: Arabesca Opus 18, y el Andantino de Clara Wiek, dos piezas con las que se puede explorar la intensa relación de Robert Schumann con su mujer, Clara”, explica Jáuregui. “Y de ahí me voy a Brahms, con el Klaviertücke Op.118, para entender también al matrimonio Brahms, que, por cierto, fue protegido de Schumann... Es una obra muy profunda, que compuso poco antes de su muerte, y que invita a una gran reflexión...”.

 

“Y luego, iremos hacia otro gran romántico: Chopin”, añade, sonriendo. “Con la Balada nº 1 Opus 23, y el Andante Spianato y Gran polonesa brillante, Opus 22, una de sus obras mas dramáticas. Y que, además, gustaba mucho a Brahms, de modo que todo está relacionado en este recital…”.

 

El concierto, además, tendrá el encanto de desarrollarse a cielo abierto, en pleno corazón del Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar. “Es un entorno perfecto, la Naturaleza…”, Judith Jáuregui vuelve a sonreír. “Los compositores románticos bebían de ella, era su inspiración. ¡Brahms era naturaleza por todos sus poros! Y en el momento en que estamos, con todo esto de la pandemia y lo que está pasando, cuando tenemos la sensibilidad a flor de piel... Poder tocar en un lugar así es algo excepcional. Parece un milagro, todo ahora son pequeños milagros…”.

 

Temas relacionados
Cultura

para ti

en destaque