“Almería es una tierra muy flamenca y tenemos una conexión muy bonita”

Sara Baras llega este fin de semana a Roquetas de Mar para celebrar los 20 años de su compañía

Sara Baras trae a Roquetas su espectáculo \'Sombras\'.
Sara Baras trae a Roquetas su espectáculo \'Sombras\'.

Mañana, a las 21.30 horas, el telón del Auditorio de Roquetas de Mar se alzará para que la presencia de Sara Baras llene el escenario y sus movimientos inunden el patio de butacas celebrando 20 años de compañía.


¿Qué podrán ver los almerienses en ‘Sombras’?

Es un espectáculo con el que celebramos los 20 años de compañía privada.


Es un espectáculo con una energía muy bonita, muy positiva: la influencia de todas las cosas que nos han pasado están en nuestra sombras, pero ahora les damos una lectura nueva.


Es una manera de hacer un espectáculo a partir de todo lo que hemos aprendido pero dándole a todo un toque de hoy, fusionando lo más tradicional con lo más actual.


¿Qué le queda a Sara Baras por hacer?

Miro atrás y siempre digo que no tengo palabras suficientes para agradecer, sobre todo al público. El público es el que respondió desde el principio y sigue haciéndolo . Eso nos da la oportunidad de seguir ahí. Pero, aunque he hecho mucho, me queda mucho por dar, mucho por aprender y por crear, por bailar, por sentir, por compartir… Yo creo que me queda mucho todavía.


¿No hay ninguna espinita clavada? ¿Algún proyecto que esté en el tintero?

Profesionalmente sí me siento muy satisfecha. Antes de ser mamá no lo disfrutaba tanto y siempre estaba exigiéndome técnicamente más. 


Desde que fui mamá, pienso que la técnica y el trabajo son importantísimos pero el momento de dejarte llevar por el corazón te hace disfrutar de una manera diferente y compartir ese disfrute de una manera distinta.


Lo que más ilusión me haría es pensar que, gracias al baile, tenemos nuestra propia voz para ayudar a gente que lo necesita. Que se pudiera encontrar ua solución en la investigación para el síndrome de Rett o que pudiéramos ayudar más a estas niñas o a cualquier persona que lo necesite. Eso es lo que más ilusión me haría.


¿Cómo se equilibra la vida familiar y la profesional desde los escenarios de medio mundo?

La verdad es que es difícil. Te rodeas gracias a Dios de una familia maravillosa, increíble, y con la ayuda de todos puedes hacerlo.


Al revés, creo que intentamos hacerle ver a nuestro hijo que tiene más oportunidades: de viajar, de conocer, tenemos la oportunidad de transmitirle el mundo del arte que es tan especial, conocer el  teatro desde dentro…


Pero, por otro lado, yo lo llevo regular. Cuando me tengo que separar y lo tengo que dejar me voy llorando siempre. Reconozco que es maravilloso poder transmitirle todo esto.  A mí, mis padres me dieron la oportunidad de amar el mundo del arte y para mí era como un juego y yo intento que él tenga también esa oportunidad. Pero cuando te tienes que separar es duro, claro.


¿Qué recuerdos te trae Almería?

A mí me encanta porque es de esos lugares en los que he bailado casi desde pequeña. Yo no era nada y el público siempre ha sido maravilloso conmigo. 


Yo tengo muchos recuerdos, compañeros, artistas de allí que aparte de admirarlos los conozco y les tengo mucho cariño... Almería es una tierra muy flamenca y tenemos una conexión muy bonita.


Utilizamos cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento de la web y analizar el tráfico. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Obtener más información.