Parque Natural

Cabo de Gata: acceso restringido a coches en los núcleos más turísticos

Níjar proyecta peatonalizar calles en San José, Agua Amarga, Isleta y Las Negras

La Isleta del Moro, en el Parque Natural Cabo de Gata-Níjar.
La Isleta del Moro, en el Parque Natural Cabo de Gata-Níjar. Francisco G. Luque
Francisco G. Luque
19:25 • 28 sept. 2022

En los meses de verano, incluso en otras fechas como Semana Santa o fines de semana del resto del año, en los que el tiempo acompaña, los núcleos costeros del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar reciben miles de visitas, sobre todo de turistas que buscan en esta joya del litoral almeriense playas de ensueño y la rica gastronomía tradicional de la zona, a la que dan un impulso económico considerable. Pero no es oro todo lo que reluce. La llegada masiva de turismo, sobre todo en época estival, genera también una problemática ante la que el Ayuntamiento de Níjar ya ha decidido oficialmente plantar cara: disminuir la presencia de coches en estos pequeños pueblos, ubicados en espacios de gran valor natural.  


Este miércoles, en Pleno Ordinario, se han aprobado dos medidas que están contempladas en una primera actualización del Plan de Movilidad Sostenible del municipio nijareño. Entre otras cosas, el consistorio proyecta peatonalizar calles de San José, Agua Amarga, La Isleta del Moro y Las Negras, localidades de Níjar que durante fechas veraniegas vienen sufriendo una clara masificación de población y, por consiguiente, un más que notable aumento en el número de vehículos motorizados. Así, el Ayuntamiento de Níjar también da luz verde a habilitar aparcamientos disuasorios, fomentar el uso del transporte público y la bicicleta, y ve como "fundamental" la restricción de acceso a coches en estos preciosos pueblos del Cabo de Gata.


Los grandes objetivos de estas medidas son conseguir zonas de bajas emisiones, apostar por el cambio en la forma de moverse por entornos urbanos y metropolitanos y, sobre todo, "impedir que se desborde la oferta de equipamientos disponibles en núcleos de pequeña población residente, teniendo en cuenta que además es Parque Natural".



Prioridad alta para el Ayuntamiento de Níjar

Minimizar el impacto de los coches en espacios protegidos de alto valor natural, se ha convertido en una prioridad, pero los planes para conseguirlo se han ideado ofreciendo alternativas que no provoque, evidentemente, la pérdida de número de turistas. Por ejemplo, los aparcamientos disuasorios irían acompañados de un servicio de transporte público para dirigirse a las playas y a otras localizaciones. Además, junto a estos autobuses lanzadera, que habría que consensuar con la Junta de Andalucía, se ha propuesto facilitar servicios de alquiler de bicis, que también contribuirían a "estimular el cambio en el modo de transporte".



La alcaldesa de Níjar, Esperanza Pérez, habló sobre el proyecto piloto para crear una zona de residentes en la Isleta del Moro que permita "regular" la "aglomeración" de vehículos que se registra en época estival, una medida para mejorar la "movilidad" que se va a extender "a todo el parque natural, siempre de manera consensuada con los vecinos". La regidora recordaba que "antes de imponerlo, hablamos con los vecinos y los comerciantes y hosteleros y nos han dicho que están encantados".


Níjar afronta un reto clave para su futuro, como consistorio que tiene la responsabilidad de ser el primero en velar por la sostenibilidad en los espacios más populares del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar, por lo que Pérez ve "necesario" implantar medidas para "regular" el impacto que deriva de la afluencia de visitantes ya que considera que este entorno de alto valor medioambiental, de no tomar medidas, "no tendrá capacidad para aguantarlo".



Los fondos de la Unión Europea que distribuye el Gobierno de España en las distintas comunidades se han convertido en una gran oportunidad para que comarcas como la nijareña puedan poner en marcha estos planes estratégicos de movilidad y otros muchos que hagan dar a este municipio almeriense un paso más hacia la modernidad, basándose en la sostenibilidad. Un buen ejemplo de la apuesta nijareña por cuidar su privilegiado entorno es el carril bici que está haciendo de San Isidro a Níjar, el de San José o el que hay proyectado, a falta del 'ok' de la Junta de Andalucía, hacia el Cortijo del Fraile.


Cabe destacar también la puesta en marcha de senderos y caminos tanto para bicicletas como peatones, con el que se quiere hacer una red que comunique los diferentes puntos del municipio, fomentando el uso de medios de transporte sostenibles y poniendo en valor la zona como un espacio idóneo para el senderismo.


Temas relacionados

para ti

en destaque