Almócita

La despoblación amenaza a dos tercios de la provincia

Más de 60 municipios forman la Almería vaciada

Paro de cinco minutos en Almócita, ayer.
Paro de cinco minutos en Almócita, ayer. Archivo La Voz

Almócita es uno de los municipios encuadrados en la Comarca de la Alpujarra almeriense, una de las que sienten amenazadas por el fenómeno de la despoblación. Almócita tiene 176 habitantes, según el último padrón, y es de las pocas localidades que no ha perdido población en el último año, aunque la cifra no es para tirar cohetes. El año anterior a las últimas cifras del Instituto Nacional de Estadística (INE) tenía 174 vecinos.


Entre el vecindario se encuentra la más pequeña, Valeria, y el más longevo, Ángel Compán. Los dos participaron ayer, a mediodía, en la concentración, un paro de cinco minutos, bajo el lema ‘Yo paro por mi pueblo’.

También hicieron lo mismo consistorios almerienses como los de Serón o Lubrín y la Diputación Provincial de Almería, cuyo presidente, Javier Aureliano García, compareció junto al secretario de la Asociación Española contra la Despoblación, Ramón Cano.


Ambos resaltaron que la despoblación se acerca cada vez más a un mayor número de municipios. Solo en Almería, más de 50 localidades tinen menos de mil habitantes.
Sus regidores están invitados este fin de semana, precisamente en la localidad de Almócita, a unas jornadas de ámbito nacional en las que la ‘España vaciada’ va a ser analizada desde múltiples vertientes.


El alcalde de este municipio, Francisco García (PSOE), enfatizaba ayer en las consecuencias que tiene el éxodo de la Almería rural hacia la del litoral: “no solo se pierden habitantes, también cierran comercios, bares, ...”.


La estadística da la razón a García, presidente de la Asociación de Municipios por el Desarrollo Sostenible y contra la Despoblación.

Los mensajes oficiales coincidieron ayer en que los datos son irrefutables. Las conclusiones, tras analizar las frías cifras de la despoblación, se dirigen hacia la necesidad de alcanzar un Pacto de Estado.


Solo en la provincia de Almería, con un total de 103 municipios, en casi dos tercios (63 pueblos) se ha perdido población entre los años 2017 y 2018.


Y el problema no es que el descenso del número de habitantes se localice de forma exclusiva en la Almería del interior. Municipios como El Ejido, Carboneras y Sorbas también forman parte del listado de pueblos donde el padrón se ha visto mermado. Un listado entre los que se encuentran Fines, Alcóntar, Tíjola, Macael y Serón, de la Comarca del Almanzora; y Alhabia y Ohanes, de la Alpujarra-Andarax.


En Las Tres Villas, rozando ya los límites de Granada, hay 28 habitantes menos censados. Es una cifra pequeña, sí. Pero también es verdad que representa un 5 por ciento total del padrón. “No es lo mismo que se registre esa cifra en poblaciones medianas, que en pueblos muy pequeños como Las Tres Villas”.

En el conjunto global de la provincia, los datos del INE revelan que el padrón ha ganado casi 3.000 habitantes.


La Almería costera, insisten los expertos en demografía, crece a costa de la Almería rural. En Roquetas de Mar, la capital y Níjar la población se ha incrementado en una media de 1.500 habitantes en solo un año.


El Ayuntamiento de Vícar, en el Poniente almeriense, destacaba esta misma semana que su padrón actualizado ya supera los 27.000 habitantes, unos 2.000 más que en el registro anterior.


En casi 70 localidades almerienses, la soledad de sus calles forma parte del paisaje urbano. “Ninguna persona se va de forma voluntaria de su pueblo”, recordó ayer el presidente de la Diputación, vecino precisamente del último pueblo que ha nacido en la provincia: Balanegra.

 

más leídas

últimas de Provincia

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería