El obispo paciente

Columna de opinión sobre la actualidad cofrade

La extraordinaria de la Esperanza fue la última procesión en las calles de Almería.
La extraordinaria de la Esperanza fue la última procesión en las calles de Almería.

Aconsejaba san Ignacio en sus ejercicios espirituales “en tiempos de tribulación, no hacer mudanza”; las prisas no son buenas y los nervios, malos consejeros. Y llevamos todos casi un año con mucho enfado, mucho miedo y un buen número de malas decisiones. Y lo cofrade no es más que reflejo de la sociedad.


Fue Sevilla (madre y maestra para bien y para mal) la primera en suspender la Semana Santa (y todos los actos de Cuaresma). Más de tres meses antes, el arzobispo hispalense se saltó al Consejo y los plazos acordados unilateralmente. Y a partir de ahí, una cascada de sedes episcopales que no iban a ser menos. Para nada sirvieron las reuniones de las agrupaciones de toda Andalucía.


Como todo se copia, llegó el momento de la carrera de algunas hermandades para ver quién era la más prudente. Como si las normas eclesiales, políticas y sanitarias no valieran para nada. Y, por supuesto, criminalizando a quien no le siguiera el juego; dando por sentado que acatar las normas impuestas, con las estrictas medidas que lleva tomando la Iglesia casi un año y que no han provocado foco alguno, no son suficientes.



Y mientras, don Adolfo “sin hacer mudanza”. A la espera. Porque no pasa nada por ser paciente y, sobre todo, por tomar las decisiones de forma consensuada con la Agrupación y las cofradías. Y a eso está esperando: a ver cómo evoluciona todo y a sentarse a hablar con las hermandades y escuchar su opinión. Desgraciadamente, todo hace indicar que no se verán imágenes por las calles de Almería ni en Cuaresma ni en Semana Santa, la suspensión llegará.

Pero por qué no esperar. ¿Qué prisa hay? Vayamos poco a poco, tomando decisiones concretas en momentos concretos: como con el viacrucis oficial, por ejemplo.



Y los políticos, que se callen, que nadie les ha dado vela en esta entierro. ¿A qué vienen esas declaraciones hace semanas desde el Consistorio afirmando rotundamente que no va a haber procesiones? Dejen en paz a los que tienen que tomar esas decisiones, respeten sus tiempos y no se metan en demasiados charcos (que bastantes tienen ya).


Consulte el artículo online actualizado en nuestra página web:
https://www.lavozdealmeria.com/noticia/284/el-contador-cofrade/208629/el-obispo-paciente

 

Temas relacionados
Agrupación de Hermandades y Cofradías Obispado de Almería Semana Santa

para ti

en destaque