¿Toques de queda, cierres perimetrales y aforos?: condiciones del Constitucional

Sobrevuelan posibles nuevas medidas para frenar la sexta ola

Una pizarra en una cafetería de Almería informa de la obligación de presentar el pasaporte Covid.
Una pizarra en una cafetería de Almería informa de la obligación de presentar el pasaporte Covid. La Voz

La Sexta ola avanza de forma imparable en España. Los indicadores publicados este lunes por Sanidad, con datos de viernes a domingo, revelan que la incidencia acumulada a 14 días está ya en los 609 casos por cada 100.000 habitantes, con 16 territorios en el riesgo máximo de transmisión y las ucis al 15,4 % (también en riesgo muy alto).


La evolución epidemiológica está marcada por la rápida sustitución de la variante delta por ómicron, informa la Cadena SER. En las próximas horas se esperan nuevas medidas. ¿Pero contarán estas con el apoyo de los tribunales?


Las dos sentencias del Tribunal Constitucional que estimaron parcialmente los recursos de Vox contra el primer estado de alarma y su prórroga sentaron las bases para aplicar medidas efectivas contra la pandemia en el caso de que volviera a aplicarse. La primera sentencia tumbó el confinamiento domiciliario, el toque de queda y las restricciones de aforos, pero la segunda resolución avaló estas dos últimas medidas que se adoptaron entre noviembre de 2020 y mayo de 2021 porque no se suspendieron los derechos, sino que se limitaron.



El pleno dijo que el toque de queda entre las once de la noche y las seis de la mañana era una medida "adecuada" porque "hizo frente a una situación de riesgo favorecedora de los contagios, la de los encuentros sociales producidos en aquellas horas de la noche". Dijo que era una medida "proporcionada" porque iba dirigida a preservar la vida con el objetivo de "evitar que los servicios de salud pudieran llegar a la saturación y al colapso, como consecuencia del número creciente de contagios, hospitalizaciones e ingresos en las UCI".


Y dijo que era una medida "necesaria" porque "otras, hasta aquel momento adoptadas para conseguir el control de la evolución de la epidemia (pruebas de detección de contagios, instrucciones para establecer medidas individuales de prevención de los contagios, servicios personales y materiales de atención sanitaria, primaria o de hospitalización), habían resultado insuficientes para hacer frente al nivel de crecimiento, cada vez más preocupante, que estaba tomando la evolución de la epidemia"



Cierres perimetrales

El Tribunal también avaló los cierres perimetrales que consiguieron impedir que los desplazamientos a zonas con menor incidencia del virus elevaran allí los índices de contagios, aislar e identificar los focos de contagio y evitar la transmisión comunitaria.


Por último, la limitación de aforos en espacios públicos y privados también pasó el filtro constitucional. La sentencia recogió que "la limitación a seis personas salvo convivientes, tenía como objetivo evitar la expansión de la epidemia y, al mismo tiempo, tratar de revertir la preocupante situación de la asistencia sanitaria, al borde de la saturación y el colapso, así como la necesidad de reducir, en la medida de lo posible, los encuentros sociales para, de ese modo, dificultar la movilidad del virus.


Esta media fue adecuada porque, si bien no llegaba a impedir el contacto social entre las personas, sí, al menos, lo restringía a una cifra máxima que se ajustaba, en términos de proporcionalidad, a un equilibrio entre el reconocimiento que merece la condición de ser social de las personas y la lucha por preservar la salud pública".

 

Temas relacionados
Tribunal Constitucional Tribunales Coronavirus Pasaporte Covid

para ti

en destaque