Gómez Cantero nombra asesores y borra cualquier rastro del pasado

El Colegio de Consultores asesora al obispo y aprueba algunas de sus decisiones

Gómez Cantero, junto al cardenal Omella.
Gómez Cantero, junto al cardenal Omella.
Álvaro Hernández
14:49 • 30 nov. 2022 / actualizado a las 22:01 • 30 nov. 2022

Borrón y cuenta nueva. Esa parece ser la filosofía detrás de los últimos cambios realizados por el obispo de Almería, Antonio Gómez Cantero, en la estructura de la Diócesis de Almería: ha renovado por completo el Consejo de Consultores, acabando con cualquier huella de los tiempos de González Montes.


¿Qué es el Consejo de Consultores?

Tal y como explican desde la propia Diócesis de Almería, "el Colegio de Consultores es una institución necesaria para el gobierno de una diócesis, un organismo consultivo obligatorio cuyos miembros, no menos de seis y no más de doce, son elegidos por el obispo diocesano de entre los sacerdotes".



Se trata, como su propio nombre indica, de un órgano de la Diócesis de Almería creado para asesorar al obispo. Pero es mucho más que eso: algunas cuestiones especialmente importantes no pueden llevarse a cabo sin el consentimiento y aprobación del Consejo de Consultores.




¿Por qué esto es especialmente importante en Almería? Muy probablemente, cuestiones relevantes como la venta de los tres inmuebles que aún buscan comprador para poder hacer frente a la millonaria deuda de la Diócesis de Almería no podrán producirse sin el visto bueno del Consejo de Consultores. Así las cosas, Gómez Cantero necesita a su alrededor un órgano que le asesore y, además, le permita vender ciertos inmuebles para poder afrontar la deuda de la Iglesia en Almería.


Pero, además, el Consejo de Consultores es especialmente relevante cuando no hay obispo en la Diócesis: en ese caso, el Consejo de Consultores tiene "facultades de gobierno", y es el órgano que elige al administrador diocesano que dirige la Diócesis mientras dura esta sede vacante.



Los nombres

Más allá de las funciones de este órgano, llaman especialmente la atención los cambios llevados a cabo por Gómez Cantero. 


Por una parte, el Consejo de Consultores nombrado en 2017 por González Montes tenía once miembros. El designado por Gómez Cantero, tiene doce.


Y más allá del número, los nombres: de los 12 miembros designados por Antonio Gómez Cantero para componer el Consejo de Consultores, solo uno estaba presente en el anterior órgano de asesoramiento. 


Así, mientras los anteriores eran Miguel Romera, Manuel Pozo, Juan Torrecillas, Juan Antonio Moya, Carlos Forte (que salió de Almería para pasar a ser párroco en Torremolinos), Víctor Montoya, Eduardo Muñoz, Iván Checa, Manuel Cuadrado, Francisco Jerónimo Ruiz y Ramón Garrido; los nombrados ahora por Gómez Cantero son Ignacio López Román, Francisco Sáez, Antonio de Mata, Ramón Carlos Rodríguez, José Juan Alarcón, Francisco Escámez, Miguel José Esteban, Francisco Fernández Lao, Juan Carlos Morales, Antonio Jesús Saldaña, Juan Antonio Plaza y Manuel Cuadrado (el único que repite).


En definitiva, un órgano renovado una vez transcurrido el plazo de cinco años para el que fueron designados los miembros del anterior Colegio de Consultores y que representa una ruptura total con lo anterior. 


Temas relacionados

para ti

en destaque