Tragedia en El Alquián: la madre se encerró con los niños y prendió fuego

Una mujer muere y mata a sus hijos tras atrincherarse en una habitación y provocar un incendio

Un rastro de pisadas sobre el barro de cenizas mojadas asciende hasta la tercera planta del edificio El Águila de El Alquián. Una ventana entreabierta muestra los restos de la cena en la cocina y en la puerta, retorcida varias veces entre el pomo y la reja, una cinta de la Policía Local de Almería anuncia la tragedia.


Dos menores de 11 y 4 años de edad murieron la madrugada del martes al miércoles asfixiados por el humo del incendio provocado presuntamente por su madre en el dormitorio de la planta superior del inmueble, tipo dúplex.  El suceso se produjo sobre las 00.10 horas en la calle Euro de Almería, según confirmaron fuentes oficiales de Emergencias 112 Andalucía. Los bomberos de Almería accedieron a la vivienda y hallaron los restos carbonizados de la mujer y sus hijos en el interior de una habitación.


La Comisaría Provincial de la Policía Nacional en Almería ha confirmado oficialmente que “el incendio fue intencionado”, aunque no ha ofrecido ningún detalle sobre la investigación del suceso. Fuentes policiales, en cambio, confirman a LA VOZ DE ALMERÍA que la principal hipótesis de trabajo es en estos momentos que la mujer hubiera prendido fuego a un colchón para suicidarse y matar a sus dos hijos.




Los indicios apuntan a una voluntad homicida. Los bomberos del parque de Almería tuvieron que “violentar” la puerta del dormitorio  para entrar, ya que el acceso  estaba “bloqueado” por una cama.

Bloqueo desde dentro

La configuración y la posición de este mueble revelan que fue movido desde el interior. Los agentes sospechan que la mujer pudo encerrarse con sus hijos en el dormitorio y luego prendió fuego al colchón y a las mantas.




El material, muy inflamable, prendió rápidamente y generó el humo suficiente para asfixiar a la madre y los dos niños pequeños en pocos segundos, según los primeros datos sobre el suceso. Los bomberos hallaron los cuerpos calcinados de los tres moradores. Los restos fueron trasladados al Instituto de Medicina Legal de Almería (IML) para realizar la autopsia. Los forenses buscarán posibles tóxicos en el organismo de los fallecidos y lesiones previas para pudieran aportar información para tratar de reconstruir la secuencia.


La Policía Nacional cuenta con el relato de los vecinos  y con la declaración del único superviviente, un tío de los menores. La Comisaría Provincial de Almería no ha confirmado la existencia de ninguna otra persona en el domicilio, aunque testigos presenciales aseguran que había un pariente de los niños en la casa y que fue acompañado por agentes de la Policía Nacional.


El padre de los menores es camionero y estaba fuera de España. El tío dormía en la vivienda, al menos, de manera esporádica. Según los primeros datos, el varón salió de la casa ante la imposibilidad de acceder a la habitación, que estaba en la planta superior del dúplex. Hasta el momento, la Policía Nacional no ha comunicado ningún arresto y orienta sus pesquisas hacia la tesis mencionada del incendio provocado por la madre de los niños.


Por otra parte, se ha descartado completamente que la muerte pudiera vincularse a un caso de violencia de género. El padre estaba fuera de Almería, no existe ningún tipo de denuncia y no hay informaciones de malos tratos previos que pudieran silenciarse. Esta línea está descartada.

Investigación

Existen, no obstante, algunas incógnitas todavía abiertas para esclarecer el trágico suceso acaecido en la barriada capitalina de El Alquián. Además de la motivación del incendio, los agentes de la Policía Científica tratan de revelar si se utilizó alguna sustancia acelerante.


En la puerta del inmueble, en un pequeño rellano, se acumulan una decena de bidones de productos fitosanitarios, así como de algo de chatarra. La familia se había dedicado durante los últimos años a trabajos en el campo, según varios testimonios.


Las llamas solo habrían alcanzado a estancias en el piso superior del dúplex y no han dejado daños materiales significativos en propiedades colindantes gracias a la intervención de los bomberos y policías que acudieron a la zona. El magistrado David Villagrá Álvarez, titular del Juzgado de Instrucción número Cinco de Almería, en funciones de guardia desde la mañana del martes, se ha hecho cargo de las diligencias. La investigación sigue abierta, aunque el foco se cierra sobre la madre.


Una oleada de condolencias y el silencio de la Subdelegación

La trágica muerte de dos menores de edad en la barriada capitalina de El Alquián, presuntamente a manos de su madre, ha motivado una oleada de reacciones de solidaridad a la familia. Las condolencias de estas autoridades contrastan con el silencio institucional desde la Subdelegación del Gobierno en Almería, sin mensajes de condena al suceso ni apoyo a la familia de los fallecidos. El subdelegado del Gobierno en Almería, Manuel de la Fuente, participó curiosamente el pasado martes en unas jornadas sobre la prevención de la violencia sobre las mujeres y los niños. En el acto, la Subdelegación del Gobierno apuntó la necesidad de proteger a las víctimas y la importancia de la colaboración entre las instituciones. Este miércoles, dos niños de 11 y 4 años perdieron la vida en una casa de la barriada capitalina de El Alquián.


 

Temas relacionados
Sucesos en Almería Sucesos Policía Nacional Policía Local Emergencias El Alquián

para ti

en destaque