Bodas, bautizos y comuniones: lo que la pandemia se llevó por delante

La pandemia frena las bodas religiosas: caen más de un 75%

La pandemia frenó en seco la celebración de enlaces matrimoniales religiosos en 2020.
La pandemia frenó en seco la celebración de enlaces matrimoniales religiosos en 2020. La Voz

Bodas, bautizos y comuniones: son tres víctimas más de la pandemia. Como era de suponer, la irrupción del Covid-19 en nuestras vidas frenó en seco la celebración de estos ritos. Pero, además, ahora los datos lo confirman.


En concreto, la publicación por parte de la Diócesis de Almería de las cifras relativas a los sacramentos impartidos a lo largo y ancho del pasado 2020 desvela una debacle en las cifras, especialmente en la de la celebración de bodas católicas.


En concreto, en 2020 se celebraron 140 uniones matrimoniales en los altares en la provincia de Almería. Ese dato, por sí solo, quizás diga poco. Basta con echar un ojo a la hemeroteca para comprobar que, en 2019, se celebraron un total de 584 bodas católicas en la Diócesis de San Indalecio. En total, una caída del 76% debido al confinamiento, en primer lugar, y, además, a las cambiantes medidas y aforos destinados a frenar el avance de la pandemia.



Bautizos y comuniones Las bodas religiosas son el sacramento católico más afectado por la llegada de la pandemia, pero no el único, claro está.


Así, las confirmaciones también caían cerca de un 73% con la llegada del Covid-19: si en 2019 se confirmaban 723 almerienses, en 2020 lo hicieron tan solo 196. En este caso, además del confinamiento y las restricciones, influye también el temor (y las limitaciones de aforo) a las reuniones en grupo, imprescindibles para las catequesis previas a las confirmaciones.



Por otra parte, los bautizos cayeron más de un 50% debido a la pandemia. Si en 2019 se bautizaban 3.763 nuevos cristianos en Almería, en el año del coronavirus lo hicieron tan solo 1.866.


Sorprendentemente, el sacramento en el que apenas hay diferencia numérica respecto a 2019 es el de la Primera Comunión. No en vano, esta celebración fue repartiéndose a lo largo del año en función de los vaivenes de aforos y demás limitaciones.


En concreto, en 2019 un total de 4.110 niños y niñas recibieron la Primera Comunión, mientras que 2020 lo hicieron un total de 3.667 almerienses. Así, se trata tan solo de un descenso del 10,77% respecto al año anterior.


Almería, afectada En principio, cabe especular que el impacto de la pandemia golpeó por igual a la celebración de estos sacramentos en todo el territorio español. Y, sin embargo, no es así.


De hecho, podemos afirmar que la Iglesia de Almería sufrió especialmente la caída libre de la celebración de bautizos y bodas, con unos descensos muy superiores a los de la media nacional.


Al menos, según los datos ofrecidos por la Conferencia Episcopal Española. Según la información ofrecida por la institución eclesiástica, las bodas cayeron tan solo un 12,68% a nivel nacional: de más de 41.000 celebradas en 2019 se pasó a un total de 36.650 en 2020, un descenso  leve, en comparación con el vivido en la Diócesis de Almería (recordemos: una caída de un 76%).


En cuanto a los bautizos, cayeron en España un 9,07% tras la llegada de la pandemia. Así, en 2019 fueron bautizados 193.394 personas, por 175.844 bautizados en 2020. En definitiva, otra abismal diferencia respecto a ese 50% de caída en la Diócesis de Almería.


La caída de las primeras comuniones también es mucho menor a nivel nacional que a nivel provincial. Si en Almería se celebraron un 10,77% menos, en España cayeron solo un 7,97%.


En concreto, en 2019 se habían celebrado 222.345 primeras comuniones en España, y en 2020 fueron 204.618.


Lo que apenas cayó a nivel nacional fue la celebración de confirmaciones: si en Almería descendieron más de un 7%, la media nacional está en un descenso de un 3,8% testimonial.


Los motivos de esas grandes diferencias de porcentajes entre los descensos almerienses y a nivel nacional pueden ser múltiples. Uno de ellos, quizás, estaría en las distintas medidas contra el Covid-19 tomadas en los distintos territorios autonómicos del país, en función de las muy diversas situaciones que la pandemia ha protagonizado en todas y cada una de las comunidades autónomas.


Además, otros factores culturales han podido afectar a la hora del variado descenso en los sacramentos cristianos en España.


En cualquier caso, las cifras no engañan y confirman lo esperado: la llegada de la pandemia supuso, en 2020, un frenazo en seco de las bodas (especialmente), los bautizos y las comuniones en Almería.


Tres sacerdotes menos

La memoria de la Diócesis de Almería correspondiente al pasado 2020 desvela que las 216 parroquias de la Diócesis estuvieron atendidas el pasado año por un total de 129 sacerdotes.


Este dato es mínimamente menor que el del año anterior, 2019: en aquel entonces, esas mismas 216 parroquias estaban atendidas por 132 sacerdotes.


En total, la Iglesia de Almería contaba el pasado año con 1.021 catequistas, 234 religiosas y religiosos, 4 diáconos, 3 monasterios y un total de 29 misioneros.


Esos son los datos humanos presentados por el obispado de Almería referentes al funcionamiento de la Iglesia en la provincia a lo largo y ancho de 2020, el año en el que la pandemia del coronavirus nos cambió la vida (y las costumbres) a todos.


 

Temas relacionados
Religión Coronavirus Tradiciones

para ti

en destaque