“La probabilidad de morir por covid es 10.000 veces mayor que por la vacuna”

Especialistas dicen que con los criterios que suspenden vacunas se retirarían miles de fármacos

Una mujer se prepara para ser vacunada en Almería.
Una mujer se prepara para ser vacunada en Almería. JA Barrios

La suspensión o los cambios de criterio para aplicar las vacunas contra el Covid-19 de AstraZeneca o de Janssen pueden generar no solo dudas o inseguridad en la población, sino también su rechazo a la vacunación. Ante esta situación, dos especialistas de Almería consultados por este periódico, el intensivista Sergio Martínez y la hematóloga Noelia Pérez, se pronuncian abiertamente a favor de  continuar la administración, fundamentalmente porque el riesgo es inmensamente inferior al beneficio que produce. 


“Si tuviésemos que analizar estadísticamente la suspensión de la vacuna tendríamos que comparar el riesgo y el beneficio. Y la mortalidad por covid es 10.000 veces superior que la probabilidad de morir por una vacuna. Se han registrado 18 muertes tras la aplicación de 25 millones de dosis en Europa. Si tuviéramos que hacer frente a ese mismo criterio en relación a otros fármacos, habría que quitarlos todos del mercado y cerrar todos los quirófanos de las grandes cirugías, porque la mortalidad es muy superior al de la vacuna. Es decir, que la suspensión no tiene criterio científico”.


Así de contundente se muestra Sergio Martínez Escobar, quien cuestiona esa suspensión de la vacuna de AstraZeneca “de forma preventiva”. “Primero -señala-,  porque estamos bajo la estructura de las agencias Europea y Española del Medicamento. Y en segundo lugar, hay que anteponer el riesgo-beneficio a todo lo demás: son 18 muertes que tampoco se pueden atribuir directamente a la vacuna en 25 millones de dosis. Cualquier fármaco tiene mayor mortalidad, y con este criterio habría que retirar el nolotil, que se comercializa aquí en Europa aunque genere una alteración de la médula y produzca muertes todos los años, muchas más que la vacuna”, dice. 



“Yo no veo el sentido de que Andalucía deje de administrar la vacuna de AstraZeneca con una amenaza de la cuarta ola, con variantes que no sabemos cómo se van a comportar a nivel epidemiológico y con una celeridad de la vacunación muy pobre, pues Europa no llega al 10% mientras que en EEUU ya se ha vacunado a un cuarto de la población”, añade. 


Pero a juicio del intensivista, que se ha convertido en un 'influencer' con la difusión de un canal en Youtube -Reflexiones de un galeno- sobre la pandemia, la suspensión de la vacunación está generando “un efecto peor que la trombosis: la desconfianza y el rechazo a la vacuna”. "Eso sí que es grave. No veo fundamentos y sí muchísimos problemas”, concluye. 



"La vacuna, un privilegio" Con similar contundencia se expresa Noelia Pérez, hematóloga en el Hospital Torrecárdenas de Almería: “Personalmente, creo que el riesgo que entraña la administración de la vacuna es mucho menor que el de la infección por coronavirus”, manifiesta.


La especialista despeja también dudas sobre el supuesto riesgo de la vacuna AstraZeneca para personas con problemas de coagulación: “Los problemas de coagulación no incrementan el riesgo, y no lo digo yo, lo dice la Sociedad Española de Trombosis y Hemostasia en un documento oficial presentado hace dos semanas”, afirma. 


La doctora reconoce que aconseja a todos sus pacientes que se inyecten cualquiera de las vacunas existentes: “El poder tener vacunas con el tiempo que ha pasado desde que empezó la pandemia es un privilegio que no podemos dejar pasar por noticias alarmistas. A todos mis pacientes les digo que por favor se vacunen, porque si eres una persona que has tenido problemas trombóticos y no te vacunas, tu organismo más fácilmente va a responder mal si te infectas con el covid. Si te enfrentas al covid protegido pueden ir mal las cosas, pero no vas a pecho descubierto, y eso es fundamental", explica.   


Por ello considera “importante tranquilizar a la gente, hay que poner las cosas en perspectiva. La vacunación es necesaria, y la pena es que no tengamos suficientes dosis para que todo el mundo se pueda vacunar ya”.


Por último, la hematóloga sugiere que detrás de los ‘problemas’ de AstraZeneca puede haber algo más: “Hay que tener en cuenta varios detalles. Astrazeneca no se está lucrando con la vacuna, la está sacando a precio de coste, mientras que cualquiera de las otras farmacéuticas está ganando un beneficio. Lógicamente, si yo soy un gigante farmacéutico y vamos a vacunar a toda la población mundial me interesa que pongan la mía para ganar dinero, y que venga otro a reventarme el negocio, bien no me va a sentar. Los intereses económicos mueven el mundo, y efectos secundarios de un millón de vacunados para un evento grave ya lo firmaría yo para  todos los medicamentos usados a diario”, dice.


Es más, añade que “la aspirina, el ibuprofeno 'matan' mas que la vacuna, y hasta el omeprafol para proteger el estómago tiene mayores efectos secundarios graves. Hay que poner las cosas en perspectiva. Es verdad que se ha detectado un efecto adverso muy grave, pero ¿con qué frecuencia aparece?”, se pregunta. Y termina asegurando que las vacunas actuales son “medicamentos seguros, nos protegen y reducen la mortalidad”. 

 

Temas relacionados
Coronavirus en Almería Vacuna del Coronavirus Salud

para ti

en destaque