El Caso Poniente estudia la prescripción de los delitos fiscales

Con esta Justicia que nos ha tocado a los ciudadanos vale aquel viejo refrán de “juicios tengas y los ganes”. Porque lo que es perdido lo tienes asegurado. Las primeras vistas sobre el caso del ayuntamiento de El Ejido van a versar sobre la posible prescripción de los delitos fiscales cometidos en su día por los encausados. Es normal que los ciudadanos nos preguntemos ante una situación como la que nos presenta la justicia ¿de quién es la culpa de la posible prescripción? Si se toma la decisión de prescribir esos delitos ¿qué defensa tenemos los ciudadanos ante estos presuntos delincuentes? ¿A quién podríamos denunciar para que alguien, jueces, fiscales o peritos paguen la dichosa prescripción? Es una vergüenza que tras más de una década nos salgan ahora con que han permitido los señores de las puñetas que los presuntos se libren de algunos de los delitos cometidos. Ese dinero del Caso Poniente, como el gastado en los ere y el malversado por otros políticos debería ser de obligado cumplimiento el que volviera a las arcas públicas. En estos casos vemos a los señores jueces pensado lo mismo  que aquella ministra que dijo “el dinero no es de nadie”, y como no es de nadie, los unos, los políticos, se lo pueden gastar como les da la gana y los otros, los jueces, no pedir su devolución, como sería de justicia. Si se confirma la prescripción de los delitos fiscales cometidos por acusados en la operación ayuntamiento de El Ejido o caso Enciso, volveremos a ver como se le toma el pelo al ciudadano y sin que este se pueda defender ante los poderosos políticos y los blandos jueces, ante la lasitud de unos fiscales y de unos peritos a la hora de cerrar una investigación. Vamos a tener días para seguir el juicio político más importante de Almería y de acercarnos a lo que digan testigos y abogados. Dice Paco Torres, abogado defensor, lo mucho que ha sufrido su defendido durante estos años, el escarnio que ha supuesto para él y su familia las portadas de la prensa y los comentarios vertidos en ellas. De lo que parece se ha olvidado el señor Torres es de los años en que (presuntamente) su defendido hizo del ayuntamiento y del dinero de los ejidenses su cortijo. Tendremos tiempo para todas las situaciones del caso, lo único que deseamos es que se haga justicia con los dineros y los ciudadanos de El Ejido.



 

más leídas

últimas de Opinión

Revolución

Aprobado general



Qué vida más diferente

Una democracia a medio gas
Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería