Casillas sale del hospital: “No sé qué será del futuro...”

El portero del Oporto recibió el alta médica y habló muy emocionado

Casillas.
Casillas. AS

Ha sido a las 14:10 horas (15:10 horas en Madrid) cuando Iker Casillas ha sido dado de alta. Ha salido caminando por la puerta principal del hospital para hablar con todos los medios de comunicación que desde el miércoles estamos a las puertas del hospital CUF de Oporto. el pacto con Pedro Amorin, de prensa del Oporto, es que Iker no admitiría preguntas, pero si lanzó un mensaje para todo el mundo muy emocionado y casi llorando. Vestido de blanco, con un pantalón vaquero.

"Hace unos días tuve un acontecimiento, me tocó a mí y aquí estamos. Es difícil hablar, estoy muy agradecido, he tenido mucha suerte. Me han hecho sentir muy querido los que se han preocupado. Me emociono un poco, no quiero olvidar al hospital, al doctor Nelson, la gente del Porto, a los médicos y a todos".


"Quiero agradecer todo el cariño de las redes. Me encuentro mucho mejor. Será un reposo de un par de semanas o de un par de meses. Me da igual, lo importante es estar aquí. Había que esperar a que el corazón se asentase, el cuerpo estuviera tranquilo. Estaba bien, emocionado, lo puedo contar y lo podéis ver. Gracias a todos y a la familia que me ha apoyado mucho y una vez más a la gente. Miles y miles de personas que me han mandado mensajes que iré contestando porque ahora tendré tiempo. No sé que será del futuro, lo importante es estar aquí. Muchas gracias por la espera y nos veremos pronto".


Sonriente, contento, levantó la mano y dio las gracias a los aficionados que también se concentraron en las puertas del centro hospitalario sabiendo que hoy era el día en que Casillas volvía a pisar la calle. Junto a su esposa Sara Carbonero abandonó el centro hospitalario.

El portero pasó la mañana esperando a que los doctores le dieran el alta definitiva. Los controles rutinarios fueron satisfactorios y Joao Carlos Silva, el cardiólogo que le ha tratado, le confirmó que podía irse a su casa. El doctor Puga, médico del Oporto, llegó a mediodía para dar el visto bueno a la salida del hospital y concretar los pasos a seguir a partir de ahora. Iker agradeció a todos los trabajadores del hospital el trato dispensado durante estos días.
Su futuro más cercano

A partir de ahora regresa a su casa en Foz, frente al Atlántico. Las primeras dos semanas serán de reposo. Paseará por la playa, se sentará frente al mar en las terracitas que están en la misma playa justo al lado de su casa.

Llevará un seguimiento exhaustivo de los médicos que tienen que decidir cuándo comienza la rehabilitación cardíaca. La idea es volver a España a finales de mayo, principios de junio. No podrá hacer nada de deporte hasta dentro de tres meses y su recuperación total puede durar hasta diez.

 

más leídas

últimas de Deportes

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería