Devoción contra el virus: el Cautivo espera a 10.000 personas

Suspenden el besapiés del Medinaceli de Madrid o el del Rescate de Granada

A las ocho de la mañana de este primer viernes de marzo, si no cambia lo previsto a ultimísima hora, las puertas de la Catedral de Almería se abrirán para iniciar una intensa jornada de más de 12 horas ininterrumpidas de besapiés a Jesús Cautivo de Medinaceli.


Sin embargo, en esta Cuaresma de 2020 un invitado inesperado ha llegado a desafiar un tradicional acto que, finalmente, se llevará a cabo: el coronavirus ha llevado a distintas hermandades y cofradías de la geografía española a suspender besapiés tan arraigados en la devoción popular como el del mismísimo Jesús de Medinaceli de Madrid.


“Queremos lanzar un mensaje de tranquilidad: no hay un riesgo cierto en el acto que se va a producir en Almería”, explica en declaraciones a LA VOZ Isaac Vilches, presidente de la Agrupación de Hermandades y Cofradías de Almería.


En este sentido, Vilches se remite al a lo comunicado del obispado de Almería: los besapiés previstos para esta Cuaresma se mantienen, si bien no se descarta “algún tipo de medida más prudente”.



Por su parte, el consiliario de la Agrupación y Delegado Episcopal para las Hermandades y Cofradías, José María Sánchez, indica que “en estos días es importante mantener la calma y el equilibrio”. 


“La diócesis de Almería y las cofradías debemos atenernos a lo que las autoridades sanitarias van indicando. No debemos tomar medidas drásticas para las cuales no tenemos a día de hoy ningún fundamento en Almería y, por otro lado, es aconsejable siempre y en estos días quizás de un modo más minucioso, prestar atención a la higiene, simplemente”, plantea Sánchez.


Multitudinario

Así las cosas, todo sigue según lo previsto: es primer viernes de marzo y tanto desde la Hermandad del Prendimiento como desde la propia Iglesia almeriense se espera que todo vaya igual que los años pasados.


“Creo que todos los devotos tienen que asistir en masa como lo han estado haciendo durante los últimos años y disfrutar de este primer viernes de marzo”, reflexiona Isaac Vilches.


Tanto es así que la hermandad espera una afluencia masiva, como en años previos, hasta el punto de que se estima que mañana pasen por la Catedral de Almería unas 10.000 personas.


Mientras tanto, en ese ir y venir de almerienses que irán a depositar su devoción ante Jesús Cautivo de Medinaceli, se celebrarán misas en el altar mayor del primer templo de la diócesis: a las 9 horas, las 12, las 18 y las 19.30.


En cuanto a la propia celebración de la Semana Santa, con más multitudes en las calles de la ciudad, Isaac Vilches invita, además de a la calma, a vivir la situación “día a día”.

“Nosotros nos vamos a regir por los condicionantes que se puedan ir generando en un tiempo”, plantea el presidente del ente cofrade almeriense.


“Creemos que no va a pasar nada y, como tenemos esa percepción, contemplamos el día a dia y seguimos trabajando por conseguir que el besapiés de hoy sea un éxito como así la preparación de la Semana Santa”, anunciaba en la tarde de ayer el presidente de la Agrupación de Hermandades y Cofradías de Almería.


Además de este tradicional besapiés, este mismo fin de semana hay actos similares, como el besamanos a Ntro. Padre Jesús de las Penas en San Juan o el besamanos de este domingo al Señor de la Vida, imagen titular del Resucitado, que será bendecida el sábado 7 de marzo en Montserrat.

 

Temas relacionados
Catedral de Almería Isaac Vilches Obispado de Almería Agrupación de Hermandades y Cofradías Cofradías Semana Santa

para ti

en destaque