Gestora en el Sepulcro: vientos de cambio en la hermandad oficial de Almería

José Antonio Esteban preside la comisión nombrada por el obispo

La hermandad del Santo Sepulcro, en manos de una gestora desde el mes de noviembre.
La hermandad del Santo Sepulcro, en manos de una gestora desde el mes de noviembre. La Voz

A finales de 2018, poco más de seis líneas de texto confirmaban en un escueto comunicado lo que venía siendo un rumor en los últimos tiempos: la Hermandad del Santo Sepulcro quedaba en manos de una comisión gestora presidida por el joven José Antonio Esteban, hermano mayor del Carmen de las Huertas.


A esta situación se llegaba, tal y como confirman desde la propia comisión gestora, después de que los últimos dos procesos electorales de la hermandad oficial de la capital hubieran sido impugnadas, además de contar con una escasa participación.


Ahora, Esteban trabaja ya en la casa de hermandad (situada en la calle Arapiles, frente a la Subdelegación del Gobierno) en las líneas que habrá de seguir el Santo Sepulcro para superar una situación que debería ser atípica en una Semana Santa declarada de Interés Turístico Nacional.


“La nómina de hermanos es muy escasa”, plantea en declaraciones a La Voz de Almería el propio Esteban. No obstante, desde la comisión gestora nombrada por el obispo no pueden precisar, por el momento, el número exacto de hermanos que conforman el Santo Sepulcro.



“Precisamente ahora estamos en un proceso de verificación de hermanos, porque hay gente que se ha dado de baja, gente que por circunstancias ha dejado de pagar y ahí siguen, hay cuotas familiares, etcétera”, cuenta el presidente de la comisión.


A día de hoy, el número de hermanos sería de “menos de 100”. En concreto, estaría “entre 60 y 100”, que, en realidad, es un número muy superior al que se había llegado a rumorear por los mentideros cofrades.


Futuro

Con el 19 de abril, Viernes Santo, en el horizonte más próximo, el equipo liderado por Esteban ha comenzado ya a mover fichas en el Santo Sepulcro para devolverle a la hermandad la vida que nunca debió perder.


“Hemos empezado por cosas muy simples pero muy necesarias”, narra Esteban. Por ahora, se ha habilitado la casa de hermandad, abierta al menos una vez en semana para que vayan a ella los hermanos que lo deseen; y también están siendo habilitadas las dependencias con las que la hermandad cuenta en San Pedro y en la que se guardan los enseres.


“Otra cosa de la que nos sentimos muy orgullosos es de adecentar las capillas de los titulares”, explica el joven presidente de la comisión gestora.


Además, ya han sido nombrados nuevos capataces (Antonio Jesús Galvez para el paso del Stmo. Cristo Yacente y Javier Barranco en el palio de Ntra. Sra. de Dolores) y ya se han planteado otras “intervenciones urgentes” como el arreglo de la parihuela del Cristo o la recuperación de las misas de hermandad, el segundo sábado de cada mes.


Reunión y apoyo del Ayuntamiento

1. Reunión informativa

 El lunes 21 de enero, a las 20.30 horas, la comisión gestora ha convocado una reunión informativa que tendrá lugar en la casa de hermandad (calle Arapiles, 20) para tratar diversas cuestiones, como las próximas actuaciones de la gestora.

“Queremos que también sea un llamamiento a los hermanos que se dieran de baja en algún momento y que quieran ver la situación que hay y las líneas que va a seguir la hermandad”, cuentan desde la comisión gestora.


2. Apoyo institucional

 “Desde el primer momento, el Ayuntamiento se ha puesto a nuestra disposición”, cuenta Esteban. De hecho, ya hay convocada una reunión de la comisión gestora con el alcalde para el 28 de enero.


3. Plazos

 El objetivo de la comisión gestora es estar “lo menos posible” y subsanar pronto la situación.



Recuperación

“La finalidad de una gestora es recuperar a la gente para que puedan volver a hacerse cargo de la hermandad”, recuerda Ricardo Salvador, miembro también de esta comisión gestora, además de secretario de la Hermandad de Pasión.


Salvador recuerda que “sin la Borriquita, sin el Santo Sepulcro y sin el Resucitado, no hay Semana Santa” y que esta que les ha encomendado el delegado episcopal para hermandades y cofradías de Almería “es una misión bonita”. “Quedar en la historia de la hermandad será un honor, al menos por haberlo intentado. Es un orgullo”, sentencia.


Más allá de cómo ha llegado la hermandad hasta aquí, en Arapiles se respira ahora optimismo. De hecho, Esteban y Salvador confirman que, en estas semanas, ya han vuelto por allí algunos hermanos ilusionados con el cambio.


“Queremos subsanar todos los inconvenientes que tiene la hermandad”, recuerdan.

 

Temas relacionados
Cofradías Subdelegación del Gobierno Viernes Santo

para ti

en destaque