El mar de plástico almeriense, en el inicio de ‘Blade Runner 2049’

El filme de Denis Villeneuve muestra en sus primeros minutos planos aéreos rodados en El Ejido y Campohermoso

Ryan Gosling en una imagen de ‘Blade Runner 2049’. (Foto: cortesía de Columbia Pictures)
Ryan Gosling en una imagen de ‘Blade Runner 2049’. (Foto: cortesía de Columbia Pictures)

El mar de plástico del Poniente almeriense baña los primeros minutos de ‘Blade Runner 2049’, la película con la que el canadiense Denis Villeneuve ha dado continuidad a uno de los títulos clave del cine de ciencia ficción. Es un plano a vista de pájaro que no dura más de quince segundos, tiempo más que suficiente para reconocer ese gran puzle de invernaderos que desde el espacio puede identificarse “sin hacer ningún esfuerzo”, tal y como afirmó el astronauta Pedro Duque cuando fue investido doctor ‘honoris causa’ por la UAL el pasado mes de junio.


La productora Babieka Films, con Denis Pedregosa al frente del proyecto, se encargó de rodar planos aéreos de invernaderos de El Ejido y Campohermoso, cuyo recinto ferial sirvió de base para el helicóptero. Y no es la única localización española que puede verse en el filme, ya que instantes antes aparece la planta de energía termosolar Gemasolar, en la localidad hispalense de Fuentes de Andalucía. 


De esta forma, Sevilla y Almería vuelven a hermanarse en la pantalla 55 años después de ‘Lawrence de Arabia’, solo que ahora sirven de lienzo para esbozar, de forma desoladora y sombría, la ciudad de Los Ángeles del año 2049. 


“En Google Maps puedes ver muchas zonas de invernaderos de todo el mundo pero la del Poniente almeriense es la única que tiene esa imagen tan caótica, con esas superficies esquinadas que van encajando unas con otras como si fuera un Tetris, casi sin espacio entre unas y otras”, explica el economista David Uclés, gran aficionado al género de ciencia-ficción y uno de esos espectadores que reconoció a la primera la característica ‘Huerta de Europa’.




Sin embargo, en el argumento de ‘Blade Runner 2049’ los invernaderos no se utilizan para el cultivo de frutas y hortalizas sino para la cría de gusanos. “De ahí sacan proteínas para alimentar a la población, es una forma barata de hacerlo. No es nada descabellado que en un futuro nos tengamos que alimentar así debido a la escasez de recursos. La película juega con esas metáforas sobre el futuro de la naturaleza, como cuando vemos un árbol muerto. Lo que está claro es que la sociedad de esa megalópolis tiene que recurrir a la energía solar y a los invernaderos para producir energía y alimentos”, reflexiona Uclés sobre las tesis del filme protagonizado por Ryan Gosling y Harrison Ford.


Curiosamente, no es la primera vez que Ridley Scott, director del ‘Blade Runner’ original y aquí productor ejecutivo, recurre a la agricultura intensiva en su filmografía. En ‘Marte’, adaptación del libro ‘El marciano’, de Andy Weir, el astronauta al que daba vida Matt Damon lograba construir un invernadero en el planeta rojo para cultivar patatas y garantizarse el sustento. 


¿Descubrió Scott el mar de plástico almeriense mientras sobrevolaba Andalucía en helicóptero buscando localizaciones para ‘Exodus’ (cuya producción en España, por cierto, desarrolló Babieka)? Es una incógnita que, de momento, se perderá como lo hacen las lágrimas en la lluvia. 


 

Temas relacionados
Universidad de Almería Ciencia Google Invernaderos Lluvias El Ejido

para ti

en destaque