¿Navidad sin Tanqueray, Seagram´s o Macallan? Hay desabastecimiento de alcohol

Existen problemas de suministro de bebidas espirituosas para profesionales y particulares

Las bebidas alcohólicas comienzan a escasear en las repisas de los supermercados.
Las bebidas alcohólicas comienzan a escasear en las repisas de los supermercados. Europa Press

Los brindis con champán, las sobremesas de copas y chupitos en Navidad o las celebraciones de Nochevieja por todo lo alto podrían estar en peligro para los amantes de las bebidas espirituosas, pues el desabastecimiento que afecta a productos tecnológicos y coches, entre otros muchos bienes, también ha comenzado a notarse ya en las repisas de los supermercados y negocios de hostelería en las que se ubican las ginebras, whiskys o champán más demandados por los consumidores.


Y es que marcas como Tanqueray, Seagram´s, Beefeter, J&B o Macallan son algunas cuyos ejemplares están ahora mismo en peligro 'de extinción' de cara a la Navidad y se está volviendo una auténtica odisea hacerse con uno de ellos. Algo que sabe muy bien Carlos Carillo, gerente de Distribuciones Macar y quien está comprobando a diario como la falta de suministro de estas bebidas se está convirtiendo en un quebradero de cabeza para muchas empresas y profesionales de la hostelería




"Desde el verano notamos la falta de muchas bebidas alcohólicas, pero a lo largo de los dos últimos meses el desabastecimiento ha ido a más en un número mayor de referencias. Faltan muchas marcas de ginebra, de whisky e incluso de champán, como Moët & Chandon. Ahora que la Navidad está cada vez más cerca la escasez de estos productos va incluso a más y no tenemos esperanza de que mejore antes de las celebraciones", resalta Carillo, quien ve en la crisis del Brexit y en el miedo provocado por la pandemia las razones de la escasez de bebidas alcohólicas: "Muchas empresas han rebajado su producción por temor a no poder darle salida por las restricciones del coronavirus y eso va desde las propias marcas de bebidas a los fabricantes de vidrio, de las etiquetas o del cartón", apunta.




Acopio

Daniel Martínez, gerente de Superplus Cash & Carry, es igualmente testigo diario de la falta de suministro y ha visto cómo durante los últimos meses y, especialmente, durante las últimas semanas, la escasez de bebidas alcohólicas es más que notoria. "Ahora mismo para los bares es muy difícil conseguir ciertas marcas de ginebra y de whisky, no solo en Almería, sino en toda España. Hay un desabastecimiento generalizado y existe el temor de si habrá o no de estas bebidas de cara a unas fiestas como la Navidad en las que están tan presentes", señala el empresario, quien además también regenta un negocio de hostelería y comprueba desde hace tiempo como muchas de las copas que le reclaman sus clientes no se pueden poner porque no hay suministro.


"Tenemos que ofrecer otras marcas a nuestros clientes porque algunas como Seagram o Macallan son ahora mismo imposibles de conseguir. Luego hay otras de las que quedan muy pocas existencias y se está empezando a traer alcohol de otros países como Portugal, desde donde antes no llegaba", remarca Martínez, quien señala también la dificultad para los profesionales de hacer acopio de estos productos: "Si quieres tener cajas para guardar por si falta, con estos productos es muy difícil, porque dado su coste requieren una inversión muy importante y no todo el mundo puede hacerla".


Las razones del desabastecimiento

Algo en lo que incide Carillo: "Algunos hosteleros viendo lo que se venía encima han ido pidiendo alguna caja más de las necesarias para guardar, pero eso los que han podido. Los que no ahora se tienen que conformar con las marcas que hay porque es imposible hacerse con las más demandadas y va a ser así toda la Navidad".


Y es que la crisis provocada por el Brexit, sumada a la falta de transportistas y el aumento del coste del transporte de estos productos, así como a la escasez de vidrio para la elaboración de las botellas que recogen estas bebidas espirituosas ha hecho que peligre la presencia de cubatas en las próximas reuniones navideñas y en los bares y discotecas, que tras los duros meses cerrados por la crisis sanitaria del coronavirus ahora se enfrentan a un nuevo revés.  


Pero la falta de alcohol no solo afecta a los profesionales de la hostelería, sino que también se nota entre los particulares, que tienen en estos momentos una gran dificultad para encontrar estas marcas en los supermercados de la provincia. "No hay Tanqueray en prácticamente ningún supermercado de la capital", señala a LA VOZ una clienta mientras realiza su compra en un supermercado en el que esta marca de ginebra se agotó, como remarca la cajera, "hace ya varias semanas". 

 

Temas relacionados
Alcohol Consumo Compras Hostelería Empresas Ocio nocturno Pubs Discotecas

para ti

en destaque