Vélez-Blanco

El Obispado ofrece la pipa de la paz en Topares: retira la denuncia

Las dudas sobre la propiedad de 3 locales y el cobro de su alquiler, origen del conflicto

El vicario general, Ignacio López, y el obispo, Antonio Gómez Cantero, en el Vaticano.
El vicario general, Ignacio López, y el obispo, Antonio Gómez Cantero, en el Vaticano.

La pedanía de Topares (Vélez-Blanco) se ha convertido las últimas semanas en un polvorín a cuenta de unos locales, el alquiler de los mismos y su legítimo propietario.

Esta es la historia de un conflicto que podría narrarse como la de la resistencia de la aldea gala de Astérix y Obélix frente a los romanos pero que es mucho más sencilla: aquí los actores son la Diócesis de Almería, la parroquia de Nuestra Señora de las Nieves y la Hermandad de Ánimas de Topares


El conflicto ha ido cocinándose a fuego lento, pero el origen es el siguiente: unos locales alquilados a particulares en los que hoy hay un tanatorio, una peluquería y un bar y cuyo alquiler gestiona y cobra directamente la citada Hermandad de Ánimas de Topares, presidida por Alfonso Serrano.

 

Temas relacionados
Obispado de Almería Antonio Gómez Cantero

para ti

en destaque