Vera

Una pareja de italianos limpia el campo de basura

Renato y Rita, residentes en Vera, realizan batidas periódicas acompañados de amigos

Entre la basura encontrada figura un sofá.
Entre la basura encontrada figura un sofá. La Voz

Una pareja de italianos residentes en Vera ha puesto de manifiesto recientemente el pésimo estado en el que se encuentran algunas zonas del campo de Vera, donde realizan periódicamente la ejemplar tarea de hacer batidas para recoger la basura de todo tipo que se amontona en estos puntos, situados a las afueras del municipio.


Se trata de Renato Bugna y Rita Ravenoldi, que llevan ya años pasando más de la mitad del año en su residencia de la urbanización Valle del Este, un complejo que incluye uno de los campos de golf más famosos de la comarca y cuyos alrededores no se libran de la basura.


Tal es la cantidad de residuos que se acumulan en los campos que rodean el complejo, que Renato y su mujer, que además de amantes del senderismo son miembros de Greenpeace, decidieron un buen día salir a recoger basura. Poco a poco la práctica fue creciendo y se les unieron otros amigos con los que conformaron una partida de recogida que el pasado día 2 de enero batió su récord llegando a los 100 litros de basura en 10 días, según afirma Renato.


Un sofá en el campo

El italiano, que asegura que ha intentado sin éxito ponerse en contacto con el Ayuntamiento para tratar este tema, dice haberse encontrado con todo tipo de basura, incluso con un sofá tirado en el campo, en los alrededores del centro ITV de Vera. 


Aunque su radio de actuación son sobre todo los alrededores de su vivienda, además del campo que rodea al Valle del Este, el grupo ha recogido basura en El Pinar de Bédar y en otras zonas de Vera. Según afirma el italiano, los residuos que encuentran tienen muchos años de antigüedad, algo que se nota en su deterioro.


Sus instrumentos son los clásicos bastones que disponen de una punta afilada para poder enganchar la basura sin necesidad de agacharse y bolsas de basura que llenan hasta los bordes con los restos de todo tipo que encuentran.


Según afirmó Renato en declaraciones para este medio, recoger la basura que está tirada en el campo es muy importante, no solo por la recogida en sí, sino porque tiene un efecto psicológico sobre otra gente. “La gente, al ver que el campo está limpio, inconscientemente no tira basura, pero si ya está sucio, sin darse cuenta lo asocian con el sitio en el que se debe tirar la basura”, afirmó. 


Ahora la pareja fija sus próximos objetivos en una recogida de basura multitudinaria que está programada por grupos ecologistas locales en Cabo de Gata el 26 de enero. Se trata de una especie de certamen en el que se premia a aquellas personas o grupos que recogen una mayor cantidad de basura.


Sin embargo, para Renato, el mayor premio es poder ver el campo limpio, tal y como está, según afirma, el medio natural de su Trentino natal.


Señal de alarma

Ahora los alrededores del campo de golf más famoso de la comarca lucen un poco más limpios gracias a la labor altruista de Renato, su mujer y su grupo de amigos. “He creído necesario elevar la voz y dar una señal de alarma, ahora que los temas medioambientales se tienen más en cuenta en todas partes”, afirmó el italiano.

 

más leídas

últimas de Provincia

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería