Un premio internacional por la defensa del cielo nocturno desde Calar Alto

El astrofísico David Galadí, reconocido por su lucha contra la contaminación lumínica

El científico en las instalaciones del observatorio.
El científico en las instalaciones del observatorio. La Voz

El científico David Galadí, que desarrolla su actividad en el Observatorio de Calar Alto, ha sido premiado por la ‘Internacional Dar Sky Association’ con el Premio Hoag-Robinson por su trabajo de divulgación y concienciación contra la contaminación lumínica.


El reconocimiento se enmarca en unos premios internacionales que reconocen los logros “de grupos o personas comprometidos con la misión de preservar y proteger la noche” y su papel a la hora de “reforzar el movimiento de las noches oscuras y empoderar a otras personas a unirse a la lucha contra la contaminación lumínica”, tal y como explica la Asociación Española de Astronomía. Concretamente ha sido valorado el trabajo que ha realizado en los últimos años el científico cordobés concienciando sobre el problema de la contaminación lumínica a administraciones, políticos y empresas.


Herramientas
Desde la Federación de Asociaciones Astronómica de España han recordado la labor en este campo del astrofísico remontándose al año 2005, cuando Galadí escribió el informe “que sirvió de base para la primera regulación de contaminación lumínica de propósito general en España y contribuyó a los esfuerzos hacia las regulaciones de contaminación lumínica en España que se aprobaron en 2007. El ‘QskyMap’ de Galadí sirvió como herramienta de diagnóstico clave de la contaminación lumínica en el territorio andaluz”.


De este modo, añaden desde la federación, el control de la luz azul se ha convertido en uno aspecto que se deben “tener en cuenta para estudiar la sostenibilidad ambiental del alumbrado de exteriores que no miden los parámetros actuales. De ahí surge el desarrollo de un sistema que cuantifique la cantidad de luz azul que una lámpara emite por cada unidad de luz visible producida”. Es ahí donde juega un papel relevante el ‘Índice Espectral G’ desarrollado por Galadí, que “permite calcular el contenido de luz azul de las lámparas, de tal manera que a mayor valor G corresponde menor cantidad de radiación azul emitida por la fuente”. Este parámetro, detallan desde la federación, proporcionó “una herramienta legal importante para limitar la cantidad de luz artificial”. Una lucha por la calidad del cielo que le ha valido un reconocimiento internacional y que, como siempre, va muy por delante de una necesaria concienciación de la clase política y de la sociedad.



Más de una década de concienciación
El reconocido astrofísico David Galadí expicó ayer en declaraciones a SER Levante los motivos del galardón recibido semanas atrás. “Llevo tiempo en el mundo del activismo desde la asociación española contra la contaminación lumnínica” y desde su trabajo profesional en el observatorio “colaborando con distintas entidades” como la Junta de Andalucía, explicó. En este caso, se ha reconocido “el trabajo que hace “desde hace más de diez años para intentar que se promulguen normativas que protejan este aspecto medioambiental, porque en el fondo es un problema medioambiental”, subrayó al hablar de la contaminación lumínica.

 

más leídas

últimas de Provincia

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería