Purchena

Una abuela pide la guarda de sus nietas frente a un padre al que “no conocen”

La madre murió en un accidente en 2017 y el padre, residente en Cataluña, reclama su custodia

Una abuela pide la guarda de sus nietas frente a un padre al que “no conocen”
  • Vista general del pueblo de Purchena, donde la abuela reside con sus dos nietas
  • La Voz
  • G.M.
  • 22:02
  • 20.06.2018

“He perdido a mi hija con 22 años y ahora me quieren quitar a mis dos nietas”. Desde mayo de 2017, Dolores S.G. no ha dejado de repetir esta frase. No está dispuesta a entregar a las nietas que ha cuidado y con las que ha convivido desde que nacieron. Esta abuela de Purchena ha iniciado un procedimiento para reclamar la guarda y custodia de las niñas de tres y seis años de edad después de que su hija, madre de las pequeñas, muriera el pasado año en un accidente de trafico. La petición de Dolores se ha producido poco después de que un hombre que fue pareja de su hija, residente en Barcelona, solicitase ejercer ahora la patria potestad así como tener la guarda sobre la mayor de ellas, la única de las dos menores reconocidas legalmente por él.


Fuentes cercanas al caso han corroborado que el hombre, antes de iniciar la vía judicial y una vez que tuvo conocimiento del fallecimiento de su expareja, se desplazó hasta la casa de la abuela para llevarse “a la fuerza” a la niñas, lo que motivó la mediación de la Guardia Civil para evitar que las pequeñas salieran de su entorno familiar sin autorización de un juez.


Tras este episodio, Dolores ha iniciado un expediente de jurisdicción voluntaria para que se le reconozca como la legítima cuidadora. Una cuestión que se decidirá en una vista en el Juzgado de Purchena el 12 julio y que se produce después de que la juez denegara al hombre la entrega de la mayor de las hermanas “sin que apenas haya tenido relación” con él. En su primer pronunciamiento, la juez incidió en que “el entorno en el que se encuentra la menor es lo suficientemente adecuado como para denegar la solicitud” puesto que la niña cuenta con “espacio” para sí misma en la casa y asiste “puntualmente al colegio” a pesar de que se dieran “distintos problemas” en el núcleo familiar que precisaron atención de Servicios Sociales.


Ahora, la familia materna trata de obtener la guarda y custodia, ya que incluso la menor de ellas no se encuentra reconocida por progenitor alguno desde su nacimiento. Por el momento, el hombre se ha sometido a las pruebas de paternidad con el fin de avalar que la menor de las hermanas es su hija, puesto que la madre de la pequeña lo dejó cuando aún se encontraba embarazada y no tuvo contacto posterior con su expareja, con lo que la niña ha prescindido hasta ahora de su figura.


“No le conoce”
“No conocen otro entorno que no sea Purchena. Es donde han estado escolarizadas, donde tienen sus amigos, su familia y donde han vivido siempre”, ha asegurado a este periódico la abogada de la familia, Estefanía Molina. La letrada ha añadido que la expareja de la madre “nunca ha estado presente ni económicamente ni de ningún otro modo en la vida de las niñas. De hecho la pequeña no le conoce”. 


El hombre solicitó el pasado año tanto el reconocimiento de paternidad de las niñas como la guarda y custodia de la primogénita semanas después de fallecer la madre en un accidente de tráfico, hecho por el que se sigue otro procedimiento judicial en el que se dirime una cuantiosa indemnización que le corresponde a las pequeñas.


newsletter


  • BOLETÍN
    DE NOTICIAS
    Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada RECIBIR
    • BOLETÍN
      DE NOTICIAS
    • Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

    • RECIBIR