¿Las bodas de Caná en la Plaza Vieja?

Los Estudiantes amplían su patrimonio con cuatro pinturas con mucho sabor almeriense

Las bodas de Caná, en la Plaza Vieja.
Las bodas de Caná, en la Plaza Vieja.
Álvaro Hernández 17:41 • 04 feb. 2022 / actualizado a las 18:12 • 04 feb. 2022

Renovarse o morir. Y, por el camino, hacerlo lo mejor posible con todo lo que hay a su alcance. Esa parece ser la filosofía de la Hermandad de los Estudiantes, que ha contado una vez más con el artista almeriense Pablo Cortés del Pueblo para renovar su patrimonio con una apuesta pictórica que se convertirá en uno de los emblemas más característicos de la hermandad del Miércoles Santo en su puesta en escena en las calles de Almería.


Precisamente son lugares de Almería los protagonistas. Los paños interiores de las antiguas bambalinas de la Esperanza han sido reutilizados para transformarlos en los paños de bocina de la cofradía. Y, además, han contado con los pinceles de Cortés del Pueblo: las bocinas se enriquecerán con cuatro pinturas de pequeño formato, cuatro escenas de la vida de Jesucristo y de la Virgen María ambientadas en paisajes y escenarios almerienses fácilmente reconocibles.


Así, Cortés del Pueblo ha representado las bodas de Caná en plena Plaza Vieja; el Sermón de la Montaña en el cerro de San Cristóbal, con la Alcazaba de fondo; el niño perdido y hallado en el templo en pleno coro de la Catedral de Almería y, por último, la venida del Espíritu Santo en Pentecostés, escena ambientada en el convento de las Puras, muy ligado a la corporación con sede en la Catedral. Las dos primeras irán en la sección de la Oración en el Huerto; las dos últimas, con la Virgen de la Esperanza.




El niño perdido y hallado en el templo, en la Catedral.
El niño perdido y hallado en el templo, en la Catedral.



Pentecostés, en el convento de las Puras.
Pentecostés, en el convento de las Puras.




El sermón de la montaña, en el Cerro de San Cristóbal.
El sermón de la montaña, en el Cerro de San Cristóbal.


"Estamos convencidos de que una vez que estén las bocinas finalizadas y las pinturas incorporadas a los paños, se convertirán en un elemento clave dentro del patrimonio de nuestra Hermandad", explican desde la Hermandad de los Estudiantes.



"Aunque la idea inicial era utilizar estos paños en el actual paso, la diferencia de calidad que presentaban con respecto a las nuevas piezas bordadas ha hecho que esa opción no haya sido posible. Por eso se decidió finalmente encargar nuevos paños interiores para las bambalinas, y reaprovechar cuatro de los antiguos para adaptarlos a paños de bocina. De esta forma, esas piezas, que fueron realizadas en el taller de bordado de Salteras, podrán conservarse con su diseño original, pero con un nuevo uso, como elementos históricos del patrimonio textil de la Hermandad, gracias a la adaptación que realizará el bordador Jesús Arco López", detallan desde la Hermandad.




Temas relacionados

para ti

en destaque