El nivel del pantano de Cuevas sube 28 metros en dos meses

No embalsaba tanta agua desde las riadas de 2012 y asegura el agua durante casi dos años

El pantano de Cuevas del Almanzora ha aumentado un 100% el agua en el último año
El pantano de Cuevas del Almanzora ha aumentado un 100% el agua en el último año La Voz
Antonio Fernández 23:10 • 16 may. 2022

Quien tenga la ocasión de acercarse al pantano de Cuevas del Almanzora podrá comprobar que su imagen dista mucho de la que presentaba en los últimos años. Es la consecuencia de las lluvias recogidas en la cuenca del Río Almanzora, con cantidades que, en su conjunto, se han ido incluso por encima de los 400 litros por metro cuadrado.


Esas precipitaciones han permitido que a día de ayer este pantano, esencial para el levante almeriense, haya visto subir su cota de agua embalsada en torno a 28 metros. Para ello ha sido preciso que en los meses de marzo y abril se hayan ido acumulando más de 42,5 hectómetros cúbicos de agua, una cantidad que hacía diez años que no se acumulaban en Cuevas del Almanzora, y eso que ha llegado mucha menos agua de la habitual procedente de los trasvases del Tajo-Segura y del Negratín.


Agua que llega
Quizá lo que más esperanza suscita en estos momentos para los habitantes del Almanzora y del Levante provincial es que, a pesar de que los episodios de lluvia parecen haberse retirado de forma casi definitiva, con el verano a la vuelta de la esquina, el agua sigue entrando en este pantano gracias a las escorrentías del Río Almanzora, por el que sigue fluyendo.



Según los datos que recoge la Red Hidrosur, en esta última semana, en la que no se han registrado nuevas precipitaciones, esa entrada de agua es sustancial ya que el pantano ha recibido otros 260.000 metros cúbicos o, lo que es lo mismo, 260 millones de litros. Ese nivel de agua no se había registrado en el embalse almeriense desde las riadas del año 2012, las mismas que se llevaron por delante la desaladora de Villaricos (aún sin reparar desde entonces).


Para dos años
Los cálculos sobre el abastecimiento, tanto para las poblaciones de estas comarcas como para la agricultura del Levante almeriense, indican que con ese volumen de agua embalsada se podrá dar cobertura a la demanda durante un periodo que oscila entre un año y medio y dos años, aunque los regantes tienen la esperanza de que la mejora de la situación a lo largo del Año Hidrológico 2021-2022, permita la recuperación de los volúmenes de agua procedente de los dos trasvases citados.



A día de hoy la profundidad alcanzada por el embalse cuevano ha pasado de los 110 metros que tenía en el mes de febrero a los casi 150 metros actuales, propiciados por las lluvias acaecidas durante los dos últimos meses en esta zona en un periodo que se prolongó hasta los primeros días del mes de mayo, algo inusual en la provincia en esta época del año, ya bien entrada la primavera.


Poniente
También Benínar ha sacado partido de este periodo lluvioso y el balance es que casi ha triplicado el volumen de agua embalsada en el último año. En mayo de 2021 contenía 6,9 hectómetros cúbicos, mientras que en la actualidad suma 16,9 hectómetros cúbicos, resultado de unas lluvias que han dejado en sus cuencas de cabecera en torno a 250 litros por metro cuadrado  de agua.



Al igual que ocurre en el de Cuevas del Almanzora, el pantano de Benínar sigue recibiendo las aguas que bajan por el Río Adra, procedentes de la Alpujarra, a razón de 60 millones de litros semanales. Unas reservas que permitirán a los regantes de la comarca del Poniente almeriense tirar de esas reservas hídricas para atender los regadíos y dar un respiro a los acuíferos subterráneos.


Temas relacionados

para ti

en destaque