Para Pérez Siquier, la luz de Almería era el centro del mundo

Guirao vería con buenos ojos que los nombres de Manuel Falces y Pérez Siquier se peguen al CAF

Pérez Siquier y su imagen que retrata a toda una época de miseria. A la derecha, Conchita Montes, cartel de la Fería de Almería 1971.
Pérez Siquier y su imagen que retrata a toda una época de miseria. A la derecha, Conchita Montes, cartel de la Fería de Almería 1971.
Antonio Torres 07:00 • 18 sept. 2021

José Guirao Cabrera, como ministro de Cultura y Deporte, tuvo el inmenso honor de otorgarle a Pérez Siquier la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes. “Para Pérez Siquier la luz de Almería era el centro del mundo, la periferia era todo lo demás”, señaló ayer a este periodista el respetado exministro. “No lo hice por paisanaje sino por reparar un olvido de muchos años, ya que alguien como él, que ha sido un excelente fotógrafo y el impulsor de la modernización de la fotografía como obra documental y como producción artística a través de su revista AFAL, no podía quedar fuera de las distinciones que el Gobierno español hace de sus mejores creadores”. Le sugerí a Guirao que si sería buena idea que el Centro Andaluz de la Fotografía llevara el nombre de los dos grandes, cada uno con su tendencia, Falces y Siquier, y le pareció fantástica para que los ciudadanos y las instituciones trabajen en ese sentido. Guirao fue designado ayer como comisionado para la conmemoración del 50º aniversario de la muerte del universal andaluz Pablo Picasso.


Tereixa Constenla, actual corresponsal de El País en Lisboa, mantiene esa teoría de la apuesta de Siquier por su tierra: “Carlos cambió la fotografía española desde la periferia. Siguió fiel a esa periferia cuando vio que le racaneaban méritos por no estar en el centro. Visionario de la cámara y coherente en su apego a Almería. Fue un grande, como fotógrafo y como persona. Nunca se conformó con repetir fórmulas trilladas y siempre amó la libertad de tomar un gin-tonic viendo el mar de Almería. Y amó, mucho, a Teresa, su compañera”. 


El actual jefe de Fotografía de El País es Cristóbal Manuel Sánchez, nacido en el barrio almeriense de Los Ángeles en 1960. Premio Ortega y Gasset al mejor trabajo gráfico de 2011 por sus fotos del terremoto de Haití. Se encuentra feliz en el cargo que le asignó en octubre de 208 la entonces directora Sol Gallego-Díaz y que mantiene con la flamante directora Pepa Bueno.



El reportero almeriense tuvo uno de sus primeros trabajos en Fotos Jorge de la calle Reyes Católicos de Almería. “Fui dependiente y hacía bodas. Un día, Carlos me consultó qué cámara moderna que se podría comprar. El trabajaba con una cámara Hasselblad y quería algo más sencillo y yo le vendí una Nikon F-801 de paso universal, una cámara más moderna y sencilla que la que tenía. Nos conocimos cuando yo tenía 22 años iba por las calles con dos cámaras como las suyas, un día me invitó a sentarme en Al Andalus del Paseo de Almería, junto a Manuel Falces, y ahí comenzamos una sólida amistad”. “El ministerio de Cultura me concedió una beca, Jóvenes vistos por los jóvenes y tuvo el detalle de celebrarlo con un almuerzo, acompañándonos a mí y a otra fotógrafa grande, Marina del Mar. Ese dato habla a las claras de su apuesta por los jóvenes”.  


Cristóbal Manuel define a Carlos Pérez Siquier como un visionario, humilde y genial “maestro del neorrealismo”. Admite que el maestro le subió la autoestima cuando le celebró una foto. “Recién llegado a El País Madrid colegas realizaron una exposición en el bonito Patio de Luces de la Diputación de Almería”. Siquier alabó su foto de una pareja de madrileños dentro del agua. El maestro exclamó: “¡Qué fotón, me habría gustado que fuera mía! y se la regalé. Para mí fue un halago y la considero una de las mejores por la expresividad y admiración de Pérez Siquier, persona de talento humilde, cercano. Yo no era nadie, estaba empezando y siempre me trató de igual a igual, puro compañerismo”. Volviendo al trabajo, en la redacción central, me asenté de la mano de Pablo Juliá. Raúl Cancio se convirtió en jefe y animó a los demás diciendo que era el que más fotos publiqué no perteneciendo a la redacción madrileña, y ahí en el fondo te estaba elogiando a ti que estabas en Almería”.



Asegura que en todo el panorama hay grandes fotógrafos. “Para ser grande tienes que tener una personalidad y Carlos la tenía. Admiraba hasta su forma de vestir, su dulzura almeriense en el habla sin complejos, gafas bonitas de pastas transparentes y su pelo blanco brillante”. “Esos cuerpos tumbados marcaron tendencia que sigue hoy, personalmente, le doy más importancia que a su serie sobre La Chanca, pero que nadie se confunda que fueron fotos documentales importantes para retratar al barrio de Goytisolo y Valente. 


El Premio Ortega y Gasset 2006 es Sergio Caro de origen familiar en Ohanes. El premio se lo concedieron por una foto de subsaharianos esposados en un autobús en las cercanías de la valla de Ceuta. Junto al periodista almeriense Nacho Para conoce África como la palma de la mano. Premio Andalucía de Periodismo sigue cosechando premios internacionales y exposiciones por medio mundo. “La ironía que tienen esas imágenes de la playa y lo modernas que eran para su época, me fascinó. Martin Parr hizo lo mismo y fue una revolución. Fue uno de mis referentes más tempranos”. Parr participó en el proyecto Imagina que Manuel Falces lanzó para el mundo y definió a Siquier como un fotógrafo con una visión única. 


El exjefe de Espectáculos en El Periódico de Catalunya, Nacho Para Cervantes, Premio Andalucía de Periodismo 2005: “Siempre veía tu cuadro de Pérez Siquier con la mujer de luto y los cántaros. Esa es mi foto favorita porque yo venía de África y esa imagen de pelea por el agua era a la vez totalmente maliense”.


El exdirector de Informe Semanal, Rafael Martínez Durbán (Almería, 1944) recuerda desde la niñez la capacidad de observación: “Tuve buena relación con los Siquier y su elegante hermana Cúchi. La fallecida primera esposa de Carlos, Conchita Montes, era de mi pandilla en Laujar y fue cartel de la Feria de Almería de 1971”. Se hizo muy popular con una foto que le hizo Carlos en el Mesón Gitano de Luis Batlles. 


Temas relacionados

para ti

en destaque