Edificio Azorín: el trágico derrumbe que dejó a Almería en shock

Hace 50 años, quince personas murieron sepultadas bajo los escombros del céntrico inmueble

Imagen del edificio Azorín en construcción cedida por el periodista José Ángel Pérez
Imagen del edificio Azorín en construcción cedida por el periodista José Ángel Pérez José Ángel Pérez

Era el momento del almuerzo, pasadas las 14.00 horas del 15 de septiembre de 1970, cuando un ruido atronador alarmó a los vecinos de la calle Hermanos Pinzón. Un edificio en construcción de diez plantas, llamado Azorín, situado frente al actual Museo Arqueológico de Almería, se derrumbó, muriendo quince trabajadores y resultando otros seis heridos. Fueron 48 horas intensas para rescatar a las personas que aún respiraban y sacar entre los escombros los cuerpos de las víctimas. Uno de los sucesos más trágicos del siglo XX de Almería, que sobrecogió, y a la vez unió, en un mismo sentimiento a toda la ciudad.


El suceso se produjo cuando el edificio ya había cubierto aguas sobre su base, y en su interior trabajan albañiles, alicatadores, enlosadores, fontaneros, cristaleros y demás profesionales de la construcción para crear 72 viviendas. Las investigaciones posteriores indicaron que la causa del derrumbe fueron las fisuras abiertas en tres pilares de la planta baja, y la Audiencia Provincial condenó al director arquitecto de las obras y, posteriormente, a la empresa cementera.


Durante las 48 horas siguientes al suceso toda la ciudad se volcó, con presencia de la Policía Local, Policía Nacional, Guardia Civil, Bomberos y hasta el ejército se desplazó desde el Campamento de Viator. A su vez, Sevillana Electricidad (ahora Endesa) instaló unos grandes focos para continuar por la noche con la labor de salvamento entre los escombros, y hubo momentos especialmente emotivos como cuando el doctor Raimundo Castro operó, a través de una galería que se hizo hasta los sótanos del edificio, de una pierna, que tuvo que amputar, a uno de los accidentados. Fueron unos sucesos que mantuvieron en vilo a toda la ciudad, que sintió con mucho dolor las pérdidas y miles de personas se agolparon en los actos religiosos, primero en la Catedral, y después en el Santuario de la Virgen del Mar.


Homenaje a las víctimas
Cuando se cumple el 50 aniversario de esta gran tragedia, el Ayuntamiento de Almería quiere reconocer a las víctimas y a los héroes de aquel suceso, al cumplirse el 50 aniversario. Desde el Área de Cultura se había preparado un homenaje, con colocación de una placa en el suelo y presencia de familiares de las víctimas, pero el actual momento que se vive por el COVID-19 ha desaconsejado organizar este evento, y por eso se quiere recordar con estas emotivas palabras.


El alcalde de Almería, Ramón Fernández-Pacheco, afirma que “lo primero que quiero es recordar a las víctimas, personas que murieron en su trabajo, intentando hacer una ciudad mejor, trabajando por un futuro más próspero para sus familias y para Almería. También a los cuerpos de seguridad y sanitarios, que de nuevo hace 50 años, como ahora con la pandemia del coronavirus, respondieron rápidamente y estuvieron al lado de los almerienses. Fueron unos héroes como lo son ahora”.



De la misma manera, el alcalde quiere recalcar que “la seguridad debe ser siempre la prioridad en el trabajo diario. Es una obligación de administraciones y empresas, y también de los trabajadores. Por eso, son importantes las campañas de concienciación y prevención. Por parte del Ayuntamiento actuaremos siempre, dentro de nuestras competencias, para garantizar la seguridad en el trabajo”.


 

Temas relacionados
Historia de Almería Sucesos en Almería Ramón Fernández-Pacheco Ayuntamientos

para ti

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

en destaque