La hibernación de la Operación Balmis: atentos a nuevos rebrotes

Se repliegan tras meses de trabajo y se preparan ante un hipotética segunda campaña

Legionarios en la Operación Balmis.
Legionarios en la Operación Balmis. La Voz

La Operación Balmis murió con la finalización del estado de alarma, pero perviven los esfuerzos de los soldados para colaborar en la lucha contra la expansión del coronavirus.


La Brigada Rey Alfonso XIII de la Legión hizo balance este jueves de su participación en la campaña coordinada por el Estado Mayor de la Defensa (EMAD) desde el mes de marzo. Los legionarios realizaron 193 misiones en apoyo a la ciudadanía, de las cuales 109 fueron patrullas de presencia y reconocimiento y 84 desinfecciones de residencias e infraestructuras estratégicas en seis provincias diferentes.


Los legionarios colaboraron con diversas entidades e instituciones civiles como ayuntamientos, hospitales, residencias de mayores, centros penitenciarios y empresas que necesitaban ser descontaminadas para poder producir productos esenciales en la lucha contra la Covid-19.


La ministra de Defensa, Margarita Robles, ya anunció en el Congreso la decisión de desactivar la Operación Balmis cuando acabara el estado de alarma. En la práctica, los legionarios ya habían dejado de realizar sus actividades unos días antes.




 Sin embargo, sería más preciso hablar de una hibernación de la Operación Balmis, porque las unidades han aprendido la lección y están  preparándose ante la posibilidad de nuevos brotes en el futuro. Bajo las órdenes del escalón del Estado Mayor de la Defensa, la Legión ha luchado contra la pandemia y ya diseña un plan para,”estar más y mejor preparada para afrontar cualquier posible crisis similar a la provocada por la COVID-19” que pueda producirse en el futuro. “Se mantendrán una serie de capacidades dispuestas y preparadas para su reactivación en caso de que se ordene”, informan fuentes oficiales.


La UME


Del mismo modo, la Unidad de Servicios a la Base (USBA) Álvarez de Sotomayor gestiona sus recursos ante un hipotético rebrote. Esto es, se hace trabajo preventivo y adiestramiento para el futuro. Por otra parte, además de la Legión, la Operación Balmis en la provincia de Almería ha contado con el despliegue de la UME. Según informó la Subdelegación de Defensa en Almería, El Batallón II de Intervención en Emergencias de la Unidad Militar de Emergencia (UME) con sede en Morón, ha intervenido en cuatro ocasiones, en las que desarrollaron 39 trabajos de desinfección y 11 de presencia en las calles.


La Brigada de la Legión, con un despliegue diario entre 50 y 100 damas y caballeros legionarios, ha colaborado especialmente en poblaciones de la provincia de Almería con más de 3.000 habitantes. Las últimas labores se llevaron a cabo en Ohanes, Beires,Taberno y Albanchez.

 

más leídas

últimas de Almería

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería