“Iré a las elecciones con la tranquilidad de que lo he dado todo por la ciudad”

Entrevista a Ramón Fernández-Pacheco, alcalde de Almería

Ramón Fernández-Pacheco, alcalde de Almería.
Ramón Fernández-Pacheco, alcalde de Almería. Juan Sánchez

Apenas dos días quedan para que se cumplan los tres años de Ramón Fernández-Pacheco al frente del Ayuntamiento de Almería y a seis meses de las elecciones es momento de hacer balance de la gestión realizada.


Se cumplen tres años al frente del Ayuntamiento. ¿Qué balance realiza de este tiempo?
A nivel personal qué duda cabe que han sido tres años muy intensos. La vida me ha cambiado mucho. Ahora tengo una dedicación al 100%  al proyecto que es la ciudad de Almería.


Afortunadamente, en estos tres años no he ido solo en el camino. Han venido mi mujer y mis dos hijos. Mi hijo pequeño tiene solo tres años. El día en el que yo tomé posesión apenas tenía seis meses y ya está en el cole. Es cierto que esta vida, si te la tomas en serio, requiere dedicación plena y exclusiva. Me levanto a las 6,30 horas todos los días y es raro el día que llego a casa antes de la cena. Eso incluidos sábados y domingo. A veces es difícil llevarlo, pero han sido tres años importantes para la ciudad.

¿Por qué?
Se están sentando las bases de un proyecto que creo que es reconocible. La ciudad está en movimiento, tiene proyecto, y se están desbloqueando los grandes temas que llevaban en el cajón desde hace décadas.


Hemos puesto especial interés en las pequeñas cosas. En el mantenimiento, en seguir mejorando la limpieza, en dinamizar los barrios, en cohesionarlos, en atender a los ciudadanos uno por uno. Si alguien se pone en contacto con el alcalde o con el equipo ponemos mucho interés en atenderlo personalmente.




Han sido tres años en los que se ha avanzado mucho en la modernización de la administración pública, de acuerdos con los vecinos y colectivos ante cada proyecto, de apuesta por la cultura, de paz sindical, de pensar en el futuro con el plan estratégico. Han sido tres años claves.

Desde la oposición dicen que esos acuerdos son pura imagen. Que luego no hay consenso.
Entiendo cuál es el papel de la oposición y los nervios que tienen ante sus expectativas electorales. En general, han decidido que la última parte de la Corporación va a ser crispada, que quieren endurecer la críticas. Lo respeto aunque creo que se trata de una estrategia totalmente equivocada. No creo que los almerienses quieran que nos pasemos todo el día discutiendo, sino que seamos capaces de llegar a acuerdos para solucionar sus problemas.  Yo no voy a hablar mal de ningún portavoz de la oposición, nunca lo he hecho,me voy a dedicar a trabajar.


Los consensos están ahí. A nivel de ciudad los grandes temas siempre han salido con el respaldo de todos los grupos y no hemos hecho política. Ahí está el plan estratégico, el puerto-ciudad, la llegada del AVE...


Y luego los acuerdos más importantes, los que hacemos con los propios almerienses. De esos hay muchísimas muestras desde colegios profesionales, asociaciones del tercer sector, vecinos.

Pues dicen que no pisa la calle.
Tanto los concejales del equipo de Gobierno como yo estamos todas las tardes en las calles, reuniéndonos con gente, escuchando y atendiendo las necesidades que los diferentes vecinos de cada barrio nos indican.


Consensos hay, esa es la realidad. Otra cosa es que queden pocos meses para las elecciones y algunos decidan que la mejor opción para posicionarse en su partido o para rascar algún voto del partido de al lado sea hacer declaraciones altisonantes.

Habla de acuerdo en los grande temas pero Valverde ve dedazos en el plan estratégico.
Se definieron ocho vectores y se hizo una propuesta de ocho personas independientes al frente de cada uno de ellos.  He de recordar que de esas solo una ellas ha tenido responsabilidad política, y no precisamente en PP.


Quien conforma cada vector lo deciden o bien los coordinadores a través de invitación directa o cualquier almeriense que quiera apuntarse. Porque participar en un vector, quizá la señora Valverde no lo sabe, es tan fácil como meterse en la página web y apuntarse, no hay que pasar ningún filtro.


A mí la sensación que me da es que hay determinados representantes políticos que cada vez que le pasa algo bueno a Almería les molesta. Intentan buscarle la vuelta. Yo creo que teniendo en cuenta que estamos en noviembre y que las elecciones son en mayo lo que hay que hacer es seguir trabajando, desbloqueando temas, hacer propuestas en positivo.

¿Y el puerto-ciudad? Los cambios políticos parecieran que lo han sacado de la agenda.
Desde luego yo no he cambiado. Los grandes proyectos tienen que salir con la confluencia de muchas voluntades y la mía sigue siendo firme.


El puerto-ciudad es una gran oportunidad que tiene Almería. Ya se está redactando el masterplan y por primera vez hay estudios encargados, financiados mayoritariamente por el Ayuntamiento, para volver a abrir el puerto a la ciudad. Mi responsabilidad es seguir impulsando este proyecto  sea quien sea mi interlocutor. Que a nadie le quepa duda de que el alcalde, una vez que se presente el marterplan, seguirá dando la batalla para licitar proyectos y seguir desarrollando administrativa y urbanísticamente el espacio y echar abajo esa valla.

Pero hay algo que no van a cumplir, el compromiso de arreglar el Cable Francés en esta Corporación.
No se va a acometer, es cierto. Pero me gustaría contextualizar la situación. El Cable Francés es propiedad del Puerto. A mi me encantaría que estuviera rehabilitado y se convirtiera en un espacio  de ocio porque tiene un potencial tremendo.


El Ayuntamiento, sin ser propietario del inmueble, sin tener competencia, encargó y financió un estudio acerca del estado de la estructura para la posible rehabilitación e incluso se llegó a empezar a trabajar en un anteproyecto. La rehabilitación rondaría los 1,7 millones de euros.


Lo primero y exigible es que lo rehabilitara quien es competente sobre el mismo, la Autoridad Portuaria. A mí no se me ocurre plantearle a la Junta que arregle una red de saneamiento o asfalte una calle, es mi competencia.


He reiterado muchas veces la predisposición del Ayuntamiento para colaborar en rehabilitarlo, en su conservación, dinamizarlo. Pero cada uno debe asumir sus responsabilidades y su patrimonio.El día que el Puerto decida actuar en el Cable Francés tendrá al Ayuntamiento como socio.

¿Y el Cable Inglés?
Por supuesto.El Cable Inglés es probablemente uno de los elementos más reconocibles de la ciudad de Almería y hay que exigirle a quien le corresponde que lo rehabilite, que lo mantenga y que lo ponga en valor. Máxime cuando lo han prometido en reiteradas ocasiones.


Si lo hacen, pueden llamar a la puerta del Ayuntamiento sin problemas, que nos sentaremos a hablar de cómo rehabilitarlo. Pero dudo mucho, si quiera, que nos ofrezcan esa posibilidad.

Lo que sí está en obras es la antigua estación del ferrocarril. Ahora toca hablar del uso.
Espero hacerlo el día 10 de diciembre con el Ministro de Fomento. Esa reunión es importante porque, a pesar de que aquí está el subdelegado de Gobierno, es un representante del Estado en Almería pero él no gestiona. Eso se hace en los ministerios. El subdelegado no puede contestarme sobre qué va a pasar con la estación en febrero cuando acabe la obra.


Al menos, de momento, hemos conseguido que un edificio que estaba cerrado a cal y canto, se rehabilite y, cambiando los planteamientos iniciales del Ministerio de Fomento, no nos costara ni un euro a los almerienses.


Ahora los almerienses necesitamos que nos digan ¿qué va a pasar con la estación? ¿Se la van a ceder al Ayuntamiento? ¿El acondicionamiento final del edificio para su uso definitivo lo va a hacer el Ayuntamiento, lo va a hacer Adif? ¿La luz y el agua quién la paga? Hay que cerrar este tema.

Supongo que se hablará también del tren.
Habrá que hablar sobre la llegada del AVE, claro. Ya está en marcha la primera fase del soterramiento, aunque haya sido con bastante retraso, pero hay que ponerse a trabajar ya para seguir haciendo obras.


No podemos esperar a que pase lo mismo que en Murcia o Granada. Cuando el AVE llegue a las puertas de la ciudad, el soterramiento tiene que estar terminado.


Hablamos de una obra que ronda los 300 millones de euros y que no se hace en dos días, hay que ponerse ya. Pero para eso hace falta que nos reunamos, ver la financiación, los proyectos.


Además, quiero saber qué pasa con la conexión entre la A92 y la A7.  Con la entrada al puerto y su conexión con la A7 que cuando el PSOE en la oposición era una prioridad.  

La oposición le ha acusado de tener la ciudad parada y de poner todas las obras en marcha a la vez mirando a las elecciones.
No es electoralismo. La tramitación administrativa es así. Primero hay que definir el proyecto,  si se hace  en colaboración con otras administraciones hay que cerrar los acuerdos, que sean efectivos, y poder actuar. Todo esto lleva su tiempo.


Tenemos un proyecto claro de ciudad, de mejora de infraestructuras, de lugares  donde son prioritarias y no se elige por la etapa electoral.


Puedo entender que esas actuaciones causan molestias a los ciudadanos, por eso tenemos que hacerlas y que queden lo mejor posible. Si de mí dependiera, no me arriesgaría a llegar a las elecciones con obras en marcha, pero desde luego, mientras yo sea el alcalde de Almería se van a seguir haciendo obras, mejoras, actuando en todos los barrios, porque para eso estamos. Al final, cuando las obras terminan, se mejora la calidad de vida de la gente.

Lo que no estará listo es la Plaza Vieja.
La mejor noticia que tiene la Plaza Vieja es que está en marcha, porque ya nos habíamos acostumbrado a que nunca pasaba nada, las administraciones no se ponían de acuerdo. Gracias a ese consenso que dicen que no tenemos, la Plaza Vieja está en obras, se va a terminar, y se va a convertir en lo que nunca debió dejar de ser.

¿Está la ciudad sucia?
Para mí Almería nunca estará lo suficientemente limpia. Todos los días las directrices que le marco al concejal es que hay que apretar, hay que hablar con los vecinos para ver donde están las necesidades. Hay que seguir limpiando, hay que seguir baldeando.


También tenemos que seguir avanzando en todo lo que es la concienciación ciudadana y en la conciencia acerca de ensuciar. En Almería la limpieza no es un problema de primera magnitud,  pero para mí, nunca va a estar suficientemente limpia.

La marcha de Mabel Hernández cambia el equilibrio del plenario. ¿Va a ser diferente la postura del PP con Ciudadanos?
No va a cambiar en absoluto. Sigo teniendo 13 concejales en el equipo de Gobierno y sigue habiendo 14 en la oposición. Para mí las cuentas no han cambiado.


Soy una persona de palabra y hasta ahora todos los asuntos importantes los hemos ido sacando con el apoyo de Cs y espero que lo poco que queda, el presupuesto, salga también con el voto de Cs. En este caso serán dos votos y si la edil no adscrita decide apoyarlo, pues fantástico. A mi me gustaría que los apoyara también el PSOE e IU, pero ellos han demostrado que les importa bastante poco la ciudad y que lo que preocupa es su interés. No tengo mucha esperanza en contar con su apoyo.

Hay quien ve la mano popular tras la marcha de Mabel Hernández, aunque ella lo negara.
Me parece ridículo que se diga eso. La reflexión la tendrá que hacer, primero la concejal que ha tomado la decisión de irse. Segundo, los miembros del grupo que ha provocado esa salida.


Al final se trata de un tema del partido Ciudadanos, que tiene sus problemas internos. Ya se fue, volvió, se ha vuelto a ir, y el PP y el alcalde no tienen nada que ver con esa historia.


Cs fue quien decidió liberar a todos sus concejales. Es el único grupo municipal en el que todos sus concejales cobran todo lo que pueden, por lo que el alcalde tampoco puede ofrecerle demasiado a esa mujer. Solo espero que la Corporación acabe lo mejor posible, que se desarrolle por los términos y cauces de normalidad más deseables.

Supongo que ya está pensando en las elecciones y en las listas.
De siete meses a hoy  la situación política ha cambiado una barbaridad. Han cambiado los interlocutores en las administraciones, en los partidos, en los grupos municipales. Pues precisamente es el mismo tiempo que quedan para las elecciones. Un mundo.


En la vida del Ayuntamiento eso es una eternidad. Tengo claro que me acompañan en este proyecto un grupo de hombres y mujeres excepcionales. Los conozco desde hace muchos años a todos, son unos profesionales, algunos con mucha experiencia en política, otros con experiencia como funcionarios públicos, otros con experiencia en el sector privado, otros en el tercer sector. Son personas implicadas y el día de mañana, cuando el PP presente su propuesta para la ciudad, quiero contar con todos, seguramente no todos como concejales, pero irán en el proyecto.

Pero, ¿hay nervios?
Ninguno. Me quedo con las sensaciones que me transmiten en la calle. A mi la gente me demuestra cariño. No digo que vayamos a ganar, solo que me siento bien recibido. Lo mejor que podemos hacer es no pasarnos todo el día pensando en elecciones.

¿Qué expectativas tienen para el 26 de mayo?
Creo que la gente va a saber valorar el trabajo que estamos haciendo. Me hace ilusión proyecto de la ciudad porque vienen unos años muy buenos que la van a transformar. Creo que hacemos un buen trabajo pero la ciudadanía no se equivoca, cuando vota, el resultado es el adecuado. Voy con la tranquilidad de que lo he dado todo. En el soterramiento ya hay máquinas; para el puerto-ciudad, arquitectos redactándolo; obras para acabar el paseo marítimo. Confío en que los almerienses van a saber valorar ese trabajo.

 

Temas relacionados
AVE Funcionarios Infraestructuras Cultura Autovías Elecciones Política Soterramiento Adif A-92 Asociaciones A-7 Vecinos Ramón Fernández-Pacheco Puerto-ciudad

para ti

en destaque