Almería ‘pasea’ su agricultura por el mundo y mira al espacio

El planeta tiene necesidad de alimentar a 7.500 millones de personas cada día

Los almerienses en la delegación que visitó las instalaciones de la NASA en EEUU.
Los almerienses en la delegación que visitó las instalaciones de la NASA en EEUU. La Voz
Antonio Fernández
22:22 • 07 ago. 2022

Que la agricultura almeriense y su potente industria auxiliar tienen una clara vocación exportadora es a estas alturas una evidencia; más del 84 por ciento de la producción de hortalizas, de la que Almería es líder nacional, se marchan cada año a los mercados internacionales donde están aguantando el tipo frente a las sucesivas crisis, unas sanitarias, otras geopolíticas y otras derivadas de la competencia, no siempre leal, de terceros países.


Pero el sector hortofrutícola de la provincia no quiere ponerle puertas al campo y en los últimos meses han proliferado las actividades comerciales y de promoción a lo largo y ancho del mundo. Más de una treintena de países, repartidos por cuatro continentes, han recibido la visita de unos empresarios que quieren abarcar más mercados, llegar a más consumidores y atender una demanda creciente de alimentos frescos.


Comerse el mundo



Unas veces de forma individual o sectorial, otras de la mano de la Agencia Andaluza de Promoción Exterior, lo cierto es que un repaso a la actividad desarrollada en lo que va de año completa un amplio mapa de destinos para hacer negocios.


Los almerienses no dejan de lado el continente europeo, al fin y al cabo el destino de alrededor del 90 por ciento de sus exportaciones hortofrutícolas. Eso ha motivado misiones comerciales en Alemania, Italia, Francia, Bélgica, Holanda, Polonia o Reino Unido. Y más allá del ámbito UE, otras como las desarrolladas en Hungría, Rumanía, República Checa o Uzbekistán, entre otros.



En estos casos se trata de fidelizar clientes y encontrar otros que permitan aumentar los volúmenes de productos comercializados, lo que incluye los contactos múltiples en las mayores ferias internacionales del sector, la Fruit Logística de Berlín, la Fruit Atraction con sede en Madrid y la feria de referencia del sector ecológico, la Biofach que acoge la ciudad de Nuremberg.


Destinos lejanos



Las misiones comerciales están llegando cada vez más lejos para intentar diversificar el negocio hortícola o, en su defecto, el de la industria agroalimentaria que, de la mano de la Fundación Tecnova, aborda zonas de alto interés estratégico como Oriente Medio y Asia, desde Emiratos Árabes a Qatar, Arabia Saudí, el lejano Japón o China.


Para la industria auxiliar se despiertan focos de interés en mercados emergentes que se van sumando a la demanda de nuevas fórmulas de producción, como las desarrolladas por el modelo almeriense. Kenia, Tanzania, Sudáfrica, Argelia, Túnez o Marruecos, en África, y Ecuador, Perú, México, Centroamérica y otros países del continente americano están interesados en aprender cómo se puede producir más con menos y, en ese camino, Almería es una auténtica escuela a nivel internacional.


Naciones Unidas ha señalado a la agricultura almeriense como uno de los pocos sistemas capaces de aportar soluciones a la demanda mundial de alimentos por su eficiencia en el uso de recursos como el suelo o el agua, su capacidad para producir alimentos saludables y la oportunidad de hacer frente al galopante cambio climático.


El último logro del modelo de producción almeriense es ser fuente de inspiración para la NASA, que en base a ese conocimiento ensaya la forma de producir hortalizas en la Luna o en Marte, como comprobaron este año ‘in situ’ empresarios de la patronal Coexphal.


Temas relacionados

para ti

en destaque