El fin de la desidia

“El Gobierno está trabajando de manera más que activa para promover el desarrollo económico“

Juan Antonio Lorenzo
09:00 • 22 ene. 2023

Ha tenido que ser un gobierno socialista el que ponga en el mapa de las inversiones a las comarcas del Levante almeriense y el Almanzora, después de la travesía del desierto que supusieron los siete largos años que Mariano Rajoy estuvo tomando decisiones desde La Moncloa. Fueron, aquellos, siete años en los que, por recordar sólo algunos ejemplos, el gobierno del PP tiró a la trituradora los proyectos que existían para el AVE, sacó la línea Caparacena-Baza-Antas de la planificación eléctrica estatal y decretó la parálisis más absoluta en materia hidráulica. Por no hacer, ni siquiera movió un dedo para reparar la desaladora del Bajo Almanzora, después de que se la llevara por delante la riada de 2012.


Hoy, afortunadamente, las tornas han cambiado y el Gobierno liderado por Pedro Sánchez está trabajando de manera más que activa para promover el desarrollo económico y social de estas dos comarcas. Por primera vez en mucho tiempo, las inversiones fluyen.


En el caso del agua, esta semana conocíamos que los trabajos de protección y reparación de la desaladora del Bajo Almanzora están en marcha y la infraestructura entrará de nuevo en servicio el próximo año. Además, el Gobierno está trabajando también para dotarla de una planta fotovoltaica de autoabastecimiento, todo ello gracias a una inversión de 40 millones de euros. Frente a la desidia y la parálisis de los últimos gobiernos del PP, el Ejecutivo de Pedro Sánchez está demostrando con hechos su compromiso con los regantes almerienses. Así, la nueva planta tendrá capacidad para producir 20 hectómetros cúbicos anuales de agua desalada, fundamentales para asegurar el riego en una provincia en la que el agua es sinónimo de riqueza.



Además del agua, el futuro de estas comarcas también pivota sobre las infraestructuras de transporte y el abastecimiento de energía, dos cuestiones clave para su economía. En este sentido, en el caso del AVE, todos los tramos que discurren por la provincia de Almería se encuentran ya en ejecución y, en el caso de la línea eléctrica Caparacena-Baza-Antas, la primera fase ya se ha puesto en servicio y se sigue trabajando para completarla.


Estas infraestructuras son fundamentales para la provincia de Almería y van a permitir el desarrollo de nuevos proyectos empresariales en las comarcas del Levante y el Almanzora, que son emprendedoras por naturaleza. Todo ello redundará en más empleo y riqueza; en definitiva, en el desarrollo económico y social que persigue el Gobierno de Pedro Sánchez para la provincia de Almería.





Temas relacionados

para ti

en destaque