Un cómic revive el espíritu y los escenarios del western almeriense

Raúl Moreno García es el autor de ‘Un viejo Colt Dragoon’, que publicará SoldeSol

Raúl Moreno García y algunas de las viñetas e ilustraciones que ha realizado en el cómic.
Raúl Moreno García y algunas de las viñetas e ilustraciones que ha realizado en el cómic. La Voz

Un tipo con las alforjas cargadas de un ayer nada edificante intenta sobrevivir en un mundo postapocalíptico. Es una tierra desierta, huérfana de esperanzas, surgida de una distopía: en la Segunda Guerra Mundial, los Aliados y el Eje del Mal utilizan la fuerza atómica hasta lograr la casi total aniquilación de la humanidad. El tipo con el pasado a cuestas es el Sargento Steiner, un buscavidas -soldado, desertor, contrabandista- que ha hecho de ese erial algo parecido a un hogar


Este es el escenario en el que transcurre 'Un viejo Colt Dragoon', un cómic de Raúl Moreno García (Almería, 1979) que verá la luz en la editorial SoldeSol tras conseguir financiación a través de una campaña de micromecenazgo en Verkami. De hecho, una vez alcanzado el objetivo de 4.000 euros gracias más de 150 aportaciones, el autor ha ampliado la meta hasta este lunes 22 de marzo: si llega a los 4.250 euros, el lector encontrará una escena postcréditos y la introducción de un nuevo personaje. 


La aventura se engloba en lo que Moreno ha bautizado como ‘Crónicas del Sol Rojo’. ¿Habrá, pues, continuidad? "Si todo sale bien, esperemos que sí. Hay una carpeta con más aventuras pensadas para este mundo, y muchos personajes que no aparecen en esta primera aventura y que tienen tanto carisma como el protagonista. Todo depende de la respuesta de los lectores. Si ellos quieren, hay mucho por descubrir", cuenta a LA VOZ el dibujante y guionista, responsable de varios cómics institucionales de corte histórico para la difusión de la cultura hispano-árabe de la provincia de Almería, así como de '1936: la batalla de Lopera' (Editorial Carmona en Viñetas), entre otras obras.



‘Un viejo Colt Dragoon’ posee ingredientes que remiten a clásicos como 'Mad Max' y a decenas de títulos rodados en paisajes almerienses, muchos de los cuales se podrán reconocer en las viñetas. Para Moreno, la saga protagonizada por Mel Gibson ha sido una de sus "inspiraciones básicas": bajo esa descarnada capa de fantástico late, ante todo, "un western". "En la primera parte, el protagonista es el joven sheriff de pueblo al que atacan los bandidos y tiene que imponer la ley. En las siguientes, es el pistolero solitario que aparece para ayudar a los débiles de las tribus de guerreros que los amenazan. Que en vez de caballos lleven motos o coches es anecdótico. Eso ocurre en 'Un viejo Colt Dragoon' también", adelanta.


¿Y dónde encontramos lo bélico? Esa "pizquita", dice el autor, "adereza la ambientación" en su vertiente más aventurera: estamos más cerca de 'Doce del patíbulo' y 'Los violentos de Kelly' que de 'Salvar al soldado Ryan'. "Los 'indios' no van a aparecer montados a caballo: llevan blindados semioruga o un tanque Panzer para hacer sus fechorías".



Pero si hay que decir qué género es el principal ‘Un viejo Colt Dragoon’ es, "sin duda", un western. Y no uno cualquiera, uno de los que hunden sus raíces en los 'spaghetti' rodados en Almería. "La principal influencia es la 'Trilogía del dólar' de Leone y esos personajes moralmente ambiguos. Tiene además mucho de los trabajos de Corbucci con Franco Nero como 'Salario para matar' o 'Los compañeros', donde el protagonismo recae en revolucionarios mexicanos. Ese tipo de personajes aparecerán en el cómic".     


Un superviviente en el Oeste

El protagonista del cómic es el Sargento Steiner. En la mejor tradición del eurowestern, no es un héroe puro. "Es un superviviente. Un pícaro que fue soldado, desertor, contrabandista…", apunta Raúl Moreno. Alguien que "no es un santo" y que hizo "algunas cosas bastante despreciables" en el pasado pero que tendrá que dar "un paso al frente" para impedir que los villanos consigan sus propósitos. 


Ese mundo desolado por el que deambula Steiner tiene mucho de Almería. O mejor dicho: de la Almería transmutada en esa tierra de frontera que tantos hemos vistos en el género. "Hay varios escenarios almerienses que van a tener un protagonismo especial en el cómic", dice el dibujante. Por ejemplo, el tercer capítulo se desarrolla "íntegramente" en el fuerte de 'El Cóndor', una construcción levantada para la película homónima de John Guillermin, con Lee Van Cleef y Jim Brown, y que hoy está en la ruina más absoluta. También estarán muy presentes las ramblas de Tabernas. "Y en la parte final aparecerá el Cortijo del Fraile", visto en varios filmes, 'El bueno, el feo y el malo' entre ellos. 


Para llevar esas localizaciones al papel, Moreno ha utilizado las fotografías que ha disparado en distintas visitas "a lo largo de los años" a estos lugares. "De otros, como el decorado de 'El Cóndor' que hoy día está en ruinas, he tenido que hacer capturas directamente de las películas o en búsquedas en Google o Pinterest. Por suerte, hoy día hay miles de imágenes de referencia de cualquier cosa a golpe de ratón".


No solo de 'spaghetti western' se alimenta 'Un viejo Colt Dragoon': el cine está muy presente en los trabajos del autor en The Dirty Poncho Studio, donde ejercs como diseñador gráfico, y además el western "más clásico" recorre todo el cómico. "La última página del cómic está ya diseñada, y en ella se hace un homenaje a cierto plano icónico de John Ford con John Wayne de protagonista…", deja caer. Y luego hay detalles de Peckinpah, como que que el protagonista se llame igual que el personaje de James Coburn en 'La cruz de hierro'. "Pero de quien más influencia hay sin duda es de Anthony Mann y su 'Winchester 73'. Su estructura episódica, donde un rifle va pasando de mano en mano es el referente principal de 'Un viejo Colt Dragoon".


Música, maestro

Si la imagen lo es todo en un cómic, aquí juega un papel fundamental la música. Una banda sonora que el lector, claro, no podrá escuchar pero que ha acompañado al autor en el proceso de creación de la obra y que bien podría acompañar a los lectores, Spotify mediante, mientras pasan las página. Evidente: "Morricone, Morricone y Morricone", dispara Raúl Moreno, "Bueno, habría que meter algo más de variedad", puntualiza. Y en esta hipotética 'playlist' se colaría uno de sus compositores favoritos, Jerry Goldsmith. "Sus composiciones para '100 Rifles', 'Bandolero' o 'Río Conchos' son imprescindibles para una buena recopilación de 'soundtracks' de western". Tampoco faltarían "maestros" como Riz Ortolani y Luis Bacalov. "Y alguna macarrada, como la 'morriconiana' partitura de Francesco de Masi para 'McQuade, lobo solitario', de Chuck Norris".


Y junto a la banda sonora, puestos a imaginar, ¿a quién ve Raúl Moreno dirigiendo la adaptación del cómic a la gran pantalla? "Como soñar es gratis, vamos a pedirnos a Tarantino, que es de los pocos que siguen apostando por el género y ya ha demostrado de sobra su amor por el western y por Almería". Si el director de 'Pulp Fiction' declinara la oferta, hay otros dos directores "que harían un trabajo maravilloso" aunque, por desgracia, ya no están en activo: Walter Hill o "mi admiradísimo John Carpenter", confiesa el autor. "¡Y qué decir de George Miller! Haría maravillas con una historia como esta". Mirando al cine patrio, Alex de la Iglesia sería "un candidato perfecto", y Paco Plaza "haría un trabajo estupendo". "Qué demonios, Enzo G. Castellari, el director de 'Keoma', sigue vivo. ¿Lo llamamos a ver si le apetece dirigirla?".   


Si esa película se hiciera realidad, solo habría un lugar para rodarla. Almería, por supuesto. "Por muchos avances que haya para hacer recreaciones de paisajes en CGI, como el rodaje 'in situ' en decorados naturales no hay nada. Quizás porque soy un nostálgico del cine clásico, pero la autenticidad de esos rodajes en celuloide en las ramblas de Tabernas, esa arena de las dunas de Cabo de Gata… para mi no hay CGI que pueda ni siquiera igualarlos". 


La campaña

De momento lo que sí va a ser una realidad es el lanzamiento de 'Un viejo Colt Dragoon'. que llegará en diciembre de este 2021. La campaña inicial de 4.000 euros en Verkami ha sido un éxito, un dinero que se destinará a la edición de la obra y al envío a los mecenas de las recompensas, que van desde el cómic en formato físico o digital hasta ilustraciones en exclusiva realizada por algunos de los mejores autores almerienses. Y en el momento de publicarse este artículo, faltan apenas de 60 euros para el contenido adicional: cuatro páginas, al estilo de las escenas post-créditos de las películas de superhéroes, que presentarán al Padre Reindhardt, un "misterioso y despiadado personaje con una sangrienta misión".


Lo que puede ser el inicio de la serie ‘Crónicas del Sol Rojo’ no solo ha sido posible gracias al micromecenazgo: Raúl Moreno subraya el papel de las asociaciones de cómics La Duna y Diablo. "De mis compañeros no tengo más que palabras de elogio. Primero por su amistad de hace ya muchos años, y sobre todo por las ilustraciones que me han cedido para subastar durante la campaña. Su ayuda ha sido fundamental. Y son los primeros en hacer campaña en redes sociales y compartir con sus contactos las actualizaciones que voy haciendo".


Asimismo, destaca el papel de Diablo y de la editorial SoldeSol, quienes le invitaron a participar en su colección de cómics de autores almerienses. "Tener detrás a Sol Ravassa y su editorial es sinónimo de calidad. Estoy seguro que el acabado técnico del cómic será perfecto. ¡Solo espero estar a la altura con mis páginas en el interior!", exclama el autor, que tendrá otro trabajo en librerías próximamente: el libro infantil 'El, el elefante que quería volar', donde ha ilustrado los textos de Sergio Montesdeoca.

 

Temas relacionados
Cultura Cómic Western Cine Sergio Leone

para ti

en destaque