‘Escape room’ virtual en el Museo: un robo ficticio y acertijos para niños

El Museo Doña Pakyta y el Espacio 2 promueven una actividad familiar a través de Internet

La ‘escape room’ lanzada desde el departamento de comunicación de la Fundación Ibáñez Cosentino está ambientada en el Museo de Arte de Almería.
La ‘escape room’ lanzada desde el departamento de comunicación de la Fundación Ibáñez Cosentino está ambientada en el Museo de Arte de Almería.

En tiempos en los que quedarse en casa constituye la mayor de las heroicidades, cualquier pretexto es bueno para mantener a los pequeños de la familia entretenidos a través de una actividad que no solo agudiza su ingenio, sino que despierta el interés por el patrimonio artístico de los museos de su ciudad.

Una instalación y performance exclusivas

Después de un puente “tan ajetreado” con “robos” y juegos varios, el Museo de Arte de Almería ha comenzado una nueva semana de actividades. El Espacio 2 acogerá la instalación y performance ‘Tránsito’, creada en exclusiva para el centro por Guadalupe Bascuñana con música de Juanma Cidrón y textos de Francisco Martínez. Podrá verse a partir del viernes 6 de noviembre y hasta el próximo día 15 ante grupos reducidos de veinte personas. Las butacas serán preasignadas por orden de reserva, a través de los teléfonos 680990592 con llamadas de 10 a 14 horas y mensajes de WhatsApp.


Durante este largo puente, y coincidiendo con la noche de Halloween, desde el departamento de redes sociales del Museo de Arte de Almería se ha lanzado una propuesta que destaca por su originalidad: una ‘escape room’ interactiva en torno a un tema tan sugerente como el robo ficticio de varias obras de valor del Museo Doña Pakyta y el Espacio 2.


“Anoche entraron en los museos de arte y se han llevado algunas de las obras expuestas en la colección permanente”, anunciaba entrando en el juego Juan Manuel Martín Robles, director del centro gestionado por la Fundación Ibáñez Cosentino para el Ayuntamiento de la capital.


A partir de ahí, se planteaba a los participantes que la desaparición no había dejado ninguna pista, pero sí una nota firmada por el autor de los hechos que hacía intuir dónde podían esconder se las obras. “Esperamos que muy pronto, con la ayuda de nuestros colaboradores, las obras retornen a sus marcos”, apuntaban a través de un hilo de Twitter.




Más que una actividad
Según explica a LA VOZ Elena Moreno, responsable de comunicación de la Fundación de Arte Ibáñez Cosentino y de los museos Casa Ibáñez, Centro Pérez Siquier, Doña Pakyta y Espacio 2, con la celebración de la Noche en Negro estos años atrás llenaban las redes sociales de fotografías de gente disfrazada que visitaba el museo. “Este año no podíamos quedarnos sin hacer nada, así que surgió la idea de crear una actividad digital dedicada a los niños, que son quienes más disfrutan de la noche de Halloween, pero hemos querido ir a más, creando una campaña de marketing que llamase la atención de los adultos, que son los que ‘navegan’ por las redes”, indica.


Así, si bien al principio hubo gente que se creyó el robo o al menos dudó sobre si era cierto o no, pronto todos observaron que había “gato encerrado”. Este hecho confirmó uno de los objetivos de esta campaña: “que a la gente le interesa la cultura, los museos y lo que sucede en ellos”.


Tal y como desvela la ‘community manager’, las estadísticas internas de sus redes sociales les han demostrado que el juego ha captado la atención de grandes y pequeños, habiéndose jugado en más de 500 ocasiones en poco más de 48 horas -“la mayoría en España pero nos llama la atención que también lo han hecho desde otros países como México o Francia”- y consiguiendo un alcance de casi 15.000 personas y con una elevada interacción.


“Desde la Fundación de Arte Ibáñez Cosentino apostamos por una nueva comunicación y por la interactividad. De hecho, hace tiempo que venimos creando juegos, sobre todo durante los meses de confinamiento, tanto para adultos como para niños, para así motivarlos y fomentar su atención y aprendizaje a través de algo tan divertido o entretenido para todos como es el juego”, añade.


El poder de las redes
Convencidos de la importancia que desde hace unos años tienen las redes sociales en la difusión de contenidos culturales, desde la Fundación de Arte Ibáñez Cosentino apostaron por la creación de un área de comunicación y marketing digital coincidiendo con la apertura de las dos sedes del Museo de Arte de Almería.


Según el director del Museo de Arte de Almería, Juan M. Martín Robles, esta área “progresivamente se ha ido consolidando, gracias a la labor de la community manager, y se ha potenciado especialmente tras el impacto de la pandemia de la Covid-19, concediéndole mayor importancia a los contenidos digitales como línea de acción en redes sociales”.

 

Temas relacionados
Arte Museo de Almería Educación Museo de Arte de Almería Museos

para ti

en destaque