“Almería es en este libro el personaje que baila con los enigmas de la historia”

Entrevista con el escritor y director del sello de autoedición Círculo Rojo

Alberto Cerezuela, con varios ejemplares de su primera novela, ‘El refugio de los invisibles’.
Alberto Cerezuela, con varios ejemplares de su primera novela, ‘El refugio de los invisibles’. La Voz

La terraza del Ayuntamiento de Almería acoge hoy jueves 24 de octubre, a las 18 horas, la presentación de ‘El refugio de los invisibles’, la primera novela de Alberto Cerezuela, popular investigador de historias relacionadas con el misterio en Almería. En esta entrevista, el autor desvela a qué dificultades se ha enfrentado a la hora de escribir y da pistas sobre si estamos ante el inicio de una saga.


¿De dónde nace la necesidad de dar el salto a la ficción?
Es una espinita que llevaba dentro. Alguna vez lo he intentado pero sin que me convenciese el resultado, incluso he participado en algún concurso de relatos usando seudónimo, pero no fue hasta el mes de abril cuando la historia me vino a la mente y fue un no parar de escribir. Las palabras fluían solas porque había encontrado a mi musa, que es lo que me faltaba: Almería.

Almería y el misterio le siguen acompañando en esta aventura narrativa, ¿tenía claro que quería mantenerlos?
Tenía claro que no quería hacer más ensayos de misterio ni sobre Almería, y la forma de seguir uniendo mis dos pasiones me la propiciaba la ficción. En la novela hay mucho misterio, pues esa llama no se me ha apagado ni mucho menos, aunque es cierto que he tirado más por los enigmas de la historia, del arte, de algunos escritores o incluso del cine y la música. Almería es el personaje que baila con todos, que les da forma y que los maneja a su antojo.

¿Cómo es la provincia que aparece en ‘El refugio de los invisibles’?
Es mi Almería. Aparecen mis lugares favoritos como El arrecife de las Sirenas, el Castillo de Santa Ana, La Alcazaba, Mojácar, Las Salinas de Cabo de Gata y Roquetas de Mar, los puertos de Aguadulce y Roquetas de Mar… y también muchos de los bares y locales que frecuento. Hay un sinfín de guiños y el lector almeriense se sentirá muy identificado, así como el lector de fuera, que ya está viniendo a conocer una Almería diferente, la que se refleja en mi novela.

¿Los crímenes que ha investigado a lo largo de su trayectoria le han ayudado a la hora de trazar, ahora desde la ficción, esta trama policíaca?
Por supuesto, incluso algunos de ellos como el de Adriana García en el Casino de Almería, el crimen de Gádor o la historia del asesino en serie que nunca capturaron están muy presentes en el libro. Aunque lo importante es la historia paralela, la de unos personajes cuyas malas decisiones a nivel personal desencadenan unos acontecimientos que provocan varios asesinatos en Almería.

¿Qué particularidades tienen sus protagonistas: la policía Reyes Martínez y el escritor Héctor Coronado?
Reyes Martínez no es la típica inspectora protagonista de novela negra, con un pasado tormentoso y que quiere resolver el caso para resolver sus problemas. Para nada. Nacida en La Almedina, ha querido ser policía desde pequeña y siempre se ha regido por unos valores muy duros de disciplina y profesionalidad.


Todo eso se tambalea por culpa de Héctor Coronado, el otro protagonista. Un escritor famoso, amado y odiado a partes iguales, que es el principal sospechoso del asesinato. Héctor es todo lo contrario a mí, quizá por eso me ha sido fácil construirlo. En esta dualidad hay un mensaje claro: el daño que se puede hacer hablando de los demás sin contrastar la información, o dando rienda suelta a los rumores sin comprobarlos.

¿Le ha costado perfilar los personajes, teniendo en cuanto que es la primera vez que lo hace?

La novela es coral, y el lector al principio tiene que prestar mucha atención para no despistarse con tanto personaje, pero todos están bien definidos e identificados. Son personas que vemos a diario en Almería, en nuestros trabajos o en nuestro círculo de amigos. Por eso no me ha costado mucho crearlos.
Lo más difícil ha sido que la trama encaje y sea coherente, pues es una novela de muchos giros donde nadie es quien dice ser.

¿Estamos ante el inicio de una saga tipo la de Bevilacqua y Chamorro de Lorenzo Silva?
No he leído a Lorenzo Silva, por lo que no te puedo decir. ¿Una saga al estilo Dolores Redondo o María Oruña? Eso dependerá de los lectores y de la acogida que tenga el libro. Ya hay quien pide un nuevo caso de la inspectora Martínez, pero como soy prudente, veremos qué ocurre con este libro.

¿Va a seguir explorando el terreno de la ficción?
Sí, aunque ya veremos si con la misma fuerza que esta novela. Hemos puesto, y ya meto aquí a Círculo Rojo, muchos recursos y esfuerzos para intentar que llegue a todo el mundo. Todo dependerá de los resultados. Aunque el ensayo no lo voy a abandonar.

¿Qué impresiones le están llegando de los lectores, sobre todo de escritores como Javier Sierra, quien presentó el libro en Madrid?
Estoy abrumado. Es mi primera obra de ficción y no esperaba tantas opiniones positivas desde el principio. No solo Javier Sierra, a quien le agradeceré eternamente su apoyo, sino a escritores que no tienen por qué alabarme. El otro día me contaron que un Premio Nacional de la Crítica estaba entusiasmado con mi novela. Me da mucho vértigo y, paralelamente, me provoca mucha ilusión.

 

más leídas

últimas de Vivir

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería