La Esperanza vuelve a la Alcazaba 45 años después

Estudiantes continúa celebrando su 75 aniversario

La primera luz del día, la calle de la Reina hacia arriba con devoción, Almanzor con un telón de estreno, el rincón colorido de San Antón, los rayos de la Almedina, el recogimiento en las Puras y dos protagonistas en femenino: la Alcazaba y la Esperanza. Así podría resumirse el rosario de la aurora vivido en las primeras horas de la mañana del pasado sábado en el corazón de la ciudad.


El motivo bien valía un madrugón. Desde antes de las 7 de la mañana, la expectación generada por este acto extraordinario enmarcado en la celebración del 75 aniversario de Estudiantes reunía a devotos y cofrades que terminaron componiendo un grupo de más de un centenar de personas que acompañaron a Nuestra Señora del Amor y la Esperanza en un rosario de la aurora especial por varios motivos.


De blanco y azul concepcionistas, la Esperanza iba a ser, durante algo más de una hora, centro de oración de los almerienses. Y a reencontrarse con calles por las que los Estudiantes procesionaran antaño, con especial atención al monumento que otea la ciudad: en 1974 fue la última vez que la hermandad pasó bajo los pies de la Alcazaba, y el sábado volvió a encontrarse con este especial lugar.


La imagen bendecida en abril de 1946 fue en andas desde la Catedral siguiendo un itinerario que llevó al sencillo cortejo por General Castaños, Plaza Granero, Bailén, Calle de la Reina, Almanzor, Joaquín Santiesteban, Cruces Bajas, Santa María, Plaza San Antón, San Juan, Almedina, Calle de la Reina, Arráez, Plaza de Campoamor, José Ángel Valente, Sánchez Toca, General Castaños y Catedral, de nuevo.



Arropada siempre por un numeroso grupo de almerienses que vivieron más de un reencuentro cofrade en las primeras horas de este recién estrenado mes de junio, la Esperanza escribió una línea más en la historia de una hermandad que vive en el 2019 la especial celebración que supone haber vivido tres cuartos de siglo. Por delante, además de proyectos de futuro como su casa de hermandad en Eduardo Pérez o el paso de palio diseñado por el almeriense Pablo Cortés del Pueblo.


Como colofón de este 75 aniversario, espera una procesión extraordinaria el próximo 12 de octubre en el que, una vez más, será protagonista la Esperanza que regaló estampas únicas el pasado sábado de la mano de los primeros rayos de luz de junio.

 

Temas relacionados
Catedral de Almería Almedina Alcazaba de Almería

para ti

en destaque