Rubi ficha por Almería

Enamorado de la ciudad y su provincia con un ‘pero’

Rubi es un enamorado de Almería... pero no le gusta el viento.
Rubi es un enamorado de Almería... pero no le gusta el viento. Carlos Miralles
Carlos Miralles
15:57 • 23 abr. 2022

Las ruedas de prensa de Rubi en la UD Almería han seguido una línea regular durante la temporada. Mantuvo un mensaje firme de poca euforia y no va a cambiar a falta de seis jornadas con la batalla abierta por el ascenso directo. Él ya sabe ir a Primera -Huesca en 2018-, y sabe que ahora cualquier detalle marca la diferencia.


En la comparecencia de este sábado se dirigió a los aficionados y advierte de que ya no se puede pedir más. Desplazamientos masivos como el de Málaga, un largo viaje hasta Valladolid para sacar un empate de oro, recibimientos en el Mediterráneo y un ambiente casi festivo con el equipo. Un sobresaliente. Para el lunes se espera alcanzar la barrera de los 10.000 espectadores, que solo en un Almería-Lugo se rompió.


Afición



El catalán dice que merece la pena el último empujón no solo para llevar al club a la máxima categoría, sino por lo que también han aportado los fieles rojiblancos: "La afición está dando un ejemplo de solidaridad, ganas de animar... Se lo está pasando en grande esta temporada y nosotros queremos brindarle grandes partidos y victorias para celebrar".


Entrenadores



También puede pasar a la historia como el cuarto entrenador que logra billete a la élite sentado en el banquillo almeriense. Además, ha elogiado a los dos últimos héroes de 2007 y 2013 elevando su categoría al máximo: "De Maguregui solo lo vi en cromos, no más. Luego Emery y Gracia son referentes del fútbol español y los pongo a nivel de Guardiola, Luis Enrique, Marcelino...".


Ciudad



Y por último lo que supone hacer vida más allá del deporte en Almería. Como a todos los almerienses hay una inclemencia meteorológica que va unida a la ciudad y que no se puede cambiar. Por lo demás, el entrenador dice estar casi en el paraíso: "No me cansaré de decirlo. Mi familia y yo estamos muy cómodos y encantados en la ciudad sabiendo que el mundo del entrenador es complejo. Lo único que medio me molesta de Almería es cuando hace viento. Lo demás es que es todo buenísimo".


Temas relacionados

para ti

en destaque