Mojácar

La variante costera de Mojácar llegará tras un retraso de tres décadas

La primera fase se inició en 1994 y fue paralizada un año más tarde

Camino de las Marinas sobre el que pasará la variante costera de Mojácar.
Camino de las Marinas sobre el que pasará la variante costera de Mojácar.
Francisco G. Luque 21:00 • 21 sept. 2022

Casi tres décadas han tenido que pasar para que el Ayuntamiento de Mojácar pueda ver por fin la puesta en marcha, definitiva, de uno de sus proyectos más ambiciosos, una variante costera que, si se cumplen todos los plazos previstos, podría estar terminada en otoño de 2024, justo treinta años más tarde desde que se iniciasen las obras de la primera fase de la misma.


La Junta de Andalucía, a través de la Consejería Fomento, Articulación del Territorio y Vivienda, anunciaba esta semana que ya ha adjudicado las obras para ejecutar esta vía por un importe de 5.321.950,51 euros y un periodo de ejecución de 24 meses una vez que se inicien los trabajos, previsiblemente, el próximo mes de octubre.


Dicha construcción consiste en la vertebración de un tramo comprendido entre la carretera A-1203, que parte desde la A-370 que va desde Los Gallardos a Garrucha, y el conocido como Paraje de las Marinas. En concreto, la nueva carretera partirá de la glorieta existente frente a la Estación de Servicios de Los Gurullos, en la intersección de las carreteras A-1203 con la AL-5107 en dirección sur durante prácticamente todo su trazado, en paralelo a la línea de costa.



Finalmente, según la resolución de la adjudicación, será la empresa Servicios Técnicos Napal SL la que se encargue de ejecutar los trabajos de construcción de esta vía que tendrá alrededor de dos kilómetros de distancia y que se concibió hace 30 años para descongestionar el intenso tráfico que cada verano colapsa el Paseo del Mediterráneo de  este popular municipio del litoral almeriense.


Trazado



Con un primer tramo inaugurado en 2005, tras varios años de retraso, el nuevo se realizará desde la misma rotonda de Los Gurullos, continuando la variante en dirección a la costa o en dirección a las urbanizaciones hacia el lado de la montaña. Esta variante costera, según los datos de la Junta de Andalucía, captará un volumen de tráfico de 6.000 vehículos al día y el segundo tramo tendrá un trazado alternativo de dos kilómetros a la AL-5107.


Con este nuevo recorrido, que está diseñado para adaptarse en la medida de lo posible sobre el camino existente y evitar generación de desmontes, se podrá acceder de una manera más directa a las urbanizaciones como La Parata o la zona frente a la Playa del Cantal, proyectándose tres glorietas, con lo que descongestionará de tráfico la trama urbana de una forma considerable.



Retrasos

La línea cronológica de las obras de esta variante está marcada por varios parones, por diferentes circunstancias que han ido provocando el retraso de treinta años. Los trabajos dieron comienzo en 1994, pero solo un año después la empresa adjudicataria pidió paralizarlos. Hubo que esperar entonces hasta el año 2002, cuando se redactó una orden de estudio para la redacción de un nuevo proyecto que debía dividirse en dos fases. El primer tramo, de la carretera A-370 a la ALP-818, finalizó en 2005, pero el segundo, de 5,7 kilómetros entre la ALP-818 y la ALP-118, se topó con el informe desfavorable de la Declaración de Impacto Ambiental.


Este parón costó a Mojácar otros años con el proyecto definitivo en ‘stand by’ y el municipio seguía viviendo veranos con una ocupación hotelera de prácticamente el cien por cien sin su ansiada variante costera, que se retomó con un nuevo trazado entre la glorieta de finalización de la A-1203 y el Paraje de Las Marinas, criticado por grupos ecologistas. 


Consejería

El Ayuntamiento mojaquero comenzó el año pasado la redacción del proyecto constructivo y en junio de este 2022 publicó la licitación para la continuación de esta vía, que será sufragada en un 60% por la Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía y el resto por el consistorio de Mojácar, tras el acuerdo suscrito por ambas administraciones el pasado 18 de mayo. La finalización de la variante costera, estaba cada vez más cerca.


La consejera de Fomento, Marifrán Carazo, y la regidora mojaquera, Rosa María Cano, escenificaron la pasada primavera la firma de un convenio en el que, además de la obra, la administración autonómica se encargará de abonar el importe correspondiente a expropiaciones forzosas, servicios afectados, valoración de ensayos y el uno por ciento cultural. En pocas semanas darán comienzo unas obras con las que se logrará hacer realidad una demanda histórica de Mojácar.


Temas relacionados

para ti

en destaque