Parque Natural

Cabo de Gata: contundente rechazo al parque eólico marino

Coordinadora Ecologista Almeriense explica por qué se oponen el proyecto ‘Mar de Ágata’

Imagen de la Playa de los Muertos.
Imagen de la Playa de los Muertos.
Francisco G. Luque 13:21 • 04 jul. 2022

La oposición a la construcción de un parque eólico marino frente a las costas del Cabo de Gata sigue tomando fuerza. Tras hacer un análisis de dicho proyecto, promovido por la mercantil Parque Eólico Marino Mar de Ágata, S.L., sociedad formada por 'BlueFloat Energy' y 'Sener Renewable Investments', desde Coordinadora Ecologista Almeriense consideran que la actuación "supondría un gran impacto paisajístico, afectaría a las aves y el medio marino y no cumple con los criterios básicos de transición ecológica justa y democrática". 


Los distintos colectivos y las personas adheridas a la Plataforma Stop Parque Eólico Mar de Ágata, han querido mostrar y argumentar en un manifiesto que han remitido a los medios de comunicación su contundente oposición al proyecto anteriormente citado, que está previsto realizarse justo frente al Parque Natural Cabo de Gata-Níjar, matizando, eso sí, que están totalmente a favor de las energías renovables pero "bien planificadas".


"Somos conscientes de la necesidad de descarbonización de nuestro modelo energético para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, por lo que las energías renovables, bien planificadas, son una buena opción para alcanzar los objetivos marcados por la Unión Europea", aseguran desde la Coordinadora, considerando que "este proceso debe abordarse adoptando un modelo de transición energética descentralizado y participativo, con estrategias de reducción del consumo mediante la mejora de la eficiencia energética y con el menor impacto posible sobre el medio ambiente". 



Gran impacto paisajístico 

Es el primer motivo que se expone en el manifiesto. El parque eólico ocupará una superficie de 70 kilómetros cuadrados y estaría situado frente al tramo litoral que va desde La Isleta del Moro hasta Agua Amarga, a menos de 5 kilómetros del límite de Parque Natural. "Debido a las grandes dimensiones de los aerogeneradores (261 metros de altura hasta el extremo de las palas), se podrán ver perfectamente desde gran parte de la costa del Parque y con mayor facilidad cuanto más elevados sobre el nivel del mar nos situemos", afirman. 



Para la Coordinadora, "supondrá la destrucción del paisaje natural, siendo este uno de los principales valores del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar. La instalación del parque eólico resulta inadmisible, ya que sería visible durante el día desde muchos kilómetros de la costa y durante la noche luces intermitentes irrumpirían en el cielo nocturno sobre el horizonte". 


Efectos negativos sobre las aves y el medio marino 



Preocupa que "el parque eólico es una fuente de emisión de ruido, tanto durante la fase de montaje, como en la fase de explotación y desmantelamiento, que puede afectar a los peces y mamíferos marinos. Los artefactos flotantes irán fijados al lecho marino mediante anclajes y se instalará una red kilométrica de cables enterrados y suspendidos en el mar que puede afectar a los hábitats y comunidades bentónicas. También genera campos electromagnéticos, contaminación lumínica nocturna y crea obstáculos con riesgo de impacto para tortugas marinas". 


Recuerdan que "teniendo en cuenta el impacto negativo que un parque eólico marino tendría para los cetáceos, resulta inapropiado instalar uno precisamente en una zona protegida considerada como un hábitat crítico. En las aguas del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar, y obviamente en el espacio marino adyacente, destaca la presencia de delfín mular (Tursiops truncatus), delfín común  (Delphinus delphis), calderón negro  (Globicephala melas) y calderón gris  (Grampus griseus)". 


Por otro lado, dejan claro que los parques eólicos también "provocan mortalidad de aves por impacto contra los aerogeneradores  y el proyectado se encuentra en un tramo de costa que es zona de paso de las migraciones norte-sur junto con el Estrecho de Gibraltar". Según explican, "el citado efecto barrera de estos parques obliga a las aves a gastar más energía, peligrando el éxito de la migración. Además, la iluminación nocturna de los aerogeneradores aumenta el riesgo de colisión por confusión de sus referencias geográficas". 


No cumple criterios de una transición ecológica justa

La instalación proyectada, para la plataforma ecologista responde "a un modelo de explotación de las grandes multinacionales que controlan el mercado de la energía y venden la producción en la autopista energética, explotando el territorio sin miramientos y priorizando el beneficio económico, con escasas o nulas ventajas para la población local". Así de tajante lo expresan desde una Coordinadora que especifica que "el parque eólico no generará miles de puestos de trabajo, y mucho menos en la población local, ya que en este tipo de instalaciones sólo intervienen empresas especializadas debido a la compleja tecnología". 


Temas relacionados

para ti

en destaque