Recuperar el color blanco de los pueblos de Almería

Numerosas fachadas perdieron su tono habitual tras el paso de la calima en marzo

Fachada de una vivienda del municipio de Enix, notablemente deteriorada por el paso del tiempo y la calima. (FOTO: Francisco G. Luque)
Fachada de una vivienda del municipio de Enix, notablemente deteriorada por el paso del tiempo y la calima. (FOTO: Francisco G. Luque)
Francisco G. Luque 19:31 • 19 may. 2022 / actualizado a las 21:00 • 19 may. 2022

Más de dos meses han pasado ya desde que los cielos de la provincia almeriense se pintaran de tonos rojizos, naranjas y marrones, dejando espectaculares imágenes durante varios días, a mitad del mes de marzo, en los que Almería parecía una ciudad ubicada en Marte y no en la Tierra. Visualmente, la calima fue todo un regalo ante un objetivo fotográfico o cualquier mirada, pero también tuvo numerosas consecuencias negativas. Además de ser perjudicial para la salud, por la alta densidad a la que se llegó a acumular en el aire, el polvo africano manchó calles, azoteas, viviendas particulares, administraciones y monumentos.


A día de hoy, todavía se nota la presencia de esta tierra proveniente de África en aceras, áticos, toldos y algunas edificaciones de la capital, pese a que ya se han realizado, tanto desde los servicios municipales como a nivel particular, numerosas actuaciones de limpieza de la misma. Pero ahí sigue. Y es que, cabe recordar que la calima desaparecía del aire cuando hizo aparición la lluvia, lo que provocó que ese polvo se convirtiera en barro y ‘pintara’ de manchas marrones las fachadas de toda la provincia


Blanqueamiento



No tardaron en circular por redes sociales fotografías de pueblos como San José (Níjar) o Laujar de Andarax, ambos con típicos núcleos urbanos compuestos por casas blancas que, de la noche a la mañana, pasaron a ser marrones. Esto ocurrió en prácticamente todos los municipios almerienses, tanto en los costeros como en los de interior, obligando a su administración local y vecinos a sacar las mangueras a la calle para tratar de recuperar en color original de las fachadas, muy estropeadas por el paso de la calima. 


El agua no fue suficiente para eliminar las manchas de barro provocadas por el polvo africano, por lo que se hizo necesario blanquear con pintura, algo que han hecho ya muchos municipios. Otros, sin embargo, han esperado hasta la llegada de mejor tiempo. 



Pintura gratis

El Ayuntamiento de Enix, por ejemplo, quiere embellecer el municipio bajo el lema “Luce tu fachada”. El propio consistorio facilitará la pintura a los vecinos que estén dispuestos a ponerse manos a la obra para que el pueblo “luzca más reluciente que nunca”, como reza el cartel de esta campaña.



Álvaro Izquierdo, regidor enixero, recuerda que cada dos años se regala a los vecinos que lo solicitan pintura blanca para las fachadas. “Enix es un pueblo blanco alpujarreño e intentamos mantener y fomentar esa tipología y que esté siempre bonito. Este año, más que ninguno, era necesario poner en marcha este Plan de embellecimiento”, recalca. Anuncia que va a poner a disposición de los vecinos más de 13.000 kilos de pintura.


Volver al estilo tradicional

Desde el Ayuntamiento de Enix, además de regalar pintura a los vecinos para blanquear sus viviendas para recuperarlas tras la calima, animan a los que hace muchos años que cambiaron las fachadas de sus casas a que vuelvan al estilo original enixero, para que vuelvan a ponerlas de color blanco, “y han sido muchos los que lo han hecho ya”, explica Álvaro Izquierdo.


Temas relacionados

para ti

en destaque