Parque Natural

Muere César Torres, heredero de doña Pakyta y fundador de ‘Playas y Cortijos’

Ha sido el artífice de la gestión profesional en la conservación del Parque de Cabo de Gata

César Torres Díaz.
César Torres Díaz. La Voz
Miguel Cabrera 13:00 • 12 may. 2022

 César Torres Díaz, sobrino y principal heredero de doña Pakyta y fundador del Grupo Playas y Cortijos, ha fallecido en Almería al mediodía de este miércoles, 11 de mayo, a los 87 años, apenas un mes después de que se le diagnosticara una grave enfermedad.

 

César Torres no solo continuó  la filosofía de sus tíos José González Montoya y doña Pakyta para preservar el Parque Natural de Cabo de Gata, como  gestor de una finca de más de 3.500 hectáreas- desde el Torreón de Cala Higuera a La Fabriquilla- sino que fue el gran artífice de su protección de una forma profesional, para que pudiera ser sostenible, siempre conservando  las actividades agrícolas y ganaderas tradicionales y las construcciones típicas.



Para ello fundó el Grupo Playas y Cortijos, que en primer lugar rehabilitó un cortijo del siglo XVII para crear el Hotel Cortijo El Sotillo en San José, y apostó por la agricultura y ganadería ecológica con 600 hectáreas de finca en la que se cultiva cebada y que mantiene cerca de 1.000 cabras celtibéricas.


A continuación, el grupo también crearía frente a la playa de San José el hotel Doña Pakyta, y recuperó la  fábrica de Los Genoveses, una antigua fábrica de crin vegetal, que ha sido restaurada y reconvertida en un centro de eventos y museo que ha mantenido su antigua arquitectura, de forma que la maquinaria original se fusiona en los salones de una forma natural como elemento decorativo único.



En su filosofía humana y empresarial, por tanto, nunca encajó la especulación inmobiliaria como posibilidad de desarrollo de la vertiente sur de la Sierra de Cabo de Gata, sino todo lo contrario. Así lo expresó claramente cuando Playas y Cortijos  recibió el  Premio Economía 2011 de manos del Colegio de Economistas de Almería. Entonces hizo un alegato a favor de la protección medioambiental, y llegó a manifestar que “no es sólo responsabilidad de la administración pública, sino también de la empresa privada”. “Conservar la naturaleza es nuestro negocio”, afirmó también tras recibir este galardón. 


Abogado



‘Don César’, como era conocido en San José, nació en 1934 en Almería, aunque por motivos familiares se trasladó a La Coruña. Tras licenciarse en Derecho, creó en la ciudad gallega el despacho Torres Díaz Cia, en 1967.


A lo largo de su dilatada carrera profesional llegó a ser decano del Colegio de Abogados de La Coruña, académico numerario de la Academia Gallega de Jurisprudencia y Legislación, y vicepresidente de la Mutualidad de la Abogacía.


Como destacan muchos de los que le conocían, César Torres ha sido ante todo una gran persona y un brillante abogado, aunque también un valiente y honesto empresario, que siempre puso sus principios y su respeto hacia el medio ambiente por encima del dinero, con lo que impidió que lo que hoy es un parque natural aún virgen en muchos espacios se convirtiera en su día en una segunda Marbella, algo que por cierto tuvo en su mano, en tiempos en los que la ley aún no prohibía el urbanismo ‘salvaje’ que sí se impulsó en otras zonas de España. 


Tras su jubilación, se trasladó junto a su mujer, Ana González De Lisa Almería, donde viven cuatro de sus cinco hijas. Una de ellas, Josefina, es desde hace unos años presidenta del consejo de Administración de Playas y Cortijos. 


En el Pozo de los Frailes junto a su tía

Su funeral se ha celebrado a las 11,30 horas de este jueves en la iglesia de San Pedro de la capital. Posteriormente a las 13,30 horas  se ha oficiado un responso en la iglesia de San José y a continuación ha sido enterrado en el cementerio del Pozo de los Frailes, donde también descansan los restos de su tía, doña Pakyta, y otros familiares.


Aunque en vida tuvo la oportunidad de llevar a cabo muchos de sus proyectos en los terrenos del Parque Natural heredados de sus tíos, ‘don César’, ya como presidente de honor de Playas y Cortijos, no ha podido ver hecha realidad su vieja idea de rehabilitar el cortijo de Las Chiqueras, en la Bahía de Los Genoveses, para destinarlo a alojamientos de turismo rural, un proyecto que para él era motivo de orgullo y ejemplo de turismo sostenible, pero que ha encontrado la oposición de grupos ecologistas  y partidos políticos.


Temas relacionados

para ti

en destaque