La nueva desaladora blindará a los regantes frente a la escasez de agua

El proyecto base de la desaladora ya ha sido presentado y espera el visto bueno de los regantes

Plano del proyecto base de la nueva desaladora proyectada por los regantes de Aguas del Almanzora.
Plano del proyecto base de la nueva desaladora proyectada por los regantes de Aguas del Almanzora. La Voz

La nueva desaladora de 30 hc3 proyectada por Aguas del Almanzora en un margen del Río Almanzora será capaz, llegado el caso de una crisis hídrica como la actual, de garantizar el suministro mínimo de agua de riego para las 25.000 hectáreas que abarcan los terrenos de todos sus regantes.


Lo adelantó el presidente de la Junta Central de Regantes del Valle del Almanzora y vicepresidente de Aguas del Almanzora, Fernando Rubio, ayer por la mañana en una entrevista para la Cadena SER Levante, en la que también dio detalles sobre el estado del proyecto y el tiempo en el que está previsto que se ejecute. "Ahora estamos trabajando en un proyecto base, que nos lo van a presentar a mediados de diciembre. Cuando a ese proyecto le demos el visto bueno los regantes, entonces el siguiente paso es presentarlo a la Junta de Andalucía, que tiene que dar su aprobación por el tema medioambiental y de expropiación de terrenos", algo que sucederá a lo largo del mes de diciembre, calcula Rubio.


En total, según cálculos de los regantes, el proyecto constará unos 100 millones de euros, repartidos entre la desaladora (unos 80 millones) y la infraestructura necesaria para llevar el agua al pantano de Cuevas del Almanzora (alrededor de 20 millones), donde se acumulará. Una inversión millonaria, pero necesaria ante la "dejadez" del Ministerio de Medio Ambiente, al que Rubio y los regantes acusan de no entregarles el caudal acordado a través de los trasvases del Negratín-Almanzora y Tajo-Segura y de desentenderse de la desaladora de Villaricos.


"Ahora mismo tenemos cortados el trasvase del Negratín de una manera totalmente arbitraria por parte del Ministerio de Medio Ambiente. Después de adjudicarnos 42 hectómetros cúbicos, ha aplicado la ley de forma un tanto arbitraria y errónea y nos ha dejado sin 7 u 8 hectómetros que nos faltaban por consumir, por lo que estamos sobreviviendo con el agua que hemos ido ahorrando a lo largo del año", explica Rubio.


En cuanto al trasvase del Tajo-Segura, este se encuentra "seriamente amenazado", según los regantes, ya que el Ministerio pretende rebajar el caudal trasvasable del que disfrutan los agricultores del Levante.



 

Temas relacionados
Comunidades de regantes Agricultores Desaladoras Cuevas del Almanzora

para ti

en destaque