Vera

El mar devora gran parte de una playa naturista de Vera

El aforo cada vez más reducido ha obligado a cerrar la playa a los bañistas en varias ocasiones

Situación de la playa tras perder varios metros de arena.
Situación de la playa tras perder varios metros de arena. La Voz

 Cuando se quisieron dar cuenta, los vecinos de la zona naturista de Vera Playa se encontraron casi sin lugar en el que poner su sombrilla. De manera silenciosa pero persistente, el Mar Mediterráneo ha devorado ola a ola y dentellada a dentellada buena parte de esta playa hasta dejar tan sólo unos escasos metros de arena para el recreo de los vecinos y visitantes que eligen esta zona para disfrutar de sus vacaciones.


La disminución del espacio para los bañistas ha llegado a tal punto que el Ayuntamiento ha tenido que colocar varias cintas para delimitar el espacio por donde puede transitar vehículos como el camión de la basura, que aún así circula a escasos dos metros de las toallas que se estiran sobre la arena. El aforo, cada vez más limitado, es otro de los problemas derivados de esta situación, ya que la Policía Local ha tenido que intervenir en al menos dos ocasiones para impedir la entrada de más bañistas por esta situación,




Lo sucedido con esta zona contrasta con la situación de la playa vecina, ubicada frente a un hotel y que cuenta con un espacio holgado para el baño gracias al espigón que se levantó tiempo atrás. Desde el Ayuntamiento de Vera recuerdan que este tipo de problemáticas en la costa son competencia del Gobierno central y que de hecho concejales como Belén Carnicer (responsable de Medio Ambiente) y el propio alcalde, José Carmelo Jorge se han reunido “en varias ocasiones con medioambiente” y que hay un “firme compromiso” por parte del Ayuntamiento veratense para actuar en esta playa.


Desde el Gobierno central les aseguraron que hay previsto levantar “un pequeño espigón” frente a la zona de Natsun aunque fuentes del Gobierno municipal lamentan que “no han podido ver el proyecto” y que no conocen “si hay noticias al respecto”. Mientras se produce alguna confirmación o avance, los vecinos se ven obligados a hacer malabares con las toallas para poder guardar la distancia de seguridad, entre otros retos que plantea una playa en la que que cada vez hay más agua y menos arena.  

 

Temas relacionados
Vera

para ti

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

en destaque