El incendio de Sierra Cabrera deja más de 180 hectáreas de monte calcinadas

El Infoca dio por controlado el fuego ayer al mediodía y su extinción total se espera para hoy

Las Llamas desataron una columna de humo visible desde puntos relativamente lejanos, como Águilas, en Murcia.
Las Llamas desataron una columna de humo visible desde puntos relativamente lejanos, como Águilas, en Murcia. La Voz

A las 12:30 horas de ayer el Dispositivo para la Prevención y Extinción de Incendios Forestales en Andalucía (Plan Infoca) daba finalmente por "controlado" el incendio forestal desatado el pasado domingo en Sierra Cabrera, tras la heroica lucha que mantuvieron contra las llamas los alrededor de 150 efectivos desplegados por el cuerpo de bomberos forestales andaluz durante la tarde del domingo y la madrugada del lunes.


Tras las primeras informaciones, que situaron erróneamente el epicentro de las llamas en el paraje Llanos de Antón de Carboneras, se determinó el verdadero origen del incendio: fue en la pedanía mojaquera de El Moro, sobre las 14:30 horas del domingo, pero afectó mayormente a Turre, calcinando entre 180 y 200 hectáreas de monte principalmente en el término municipal de este municipio.


“Controlado”

Ayer por la tarde, con la situación ya controlada, el dispositivo se había reducido a 63 bomberos forestales divididos en 9 grupos, cuatro técnicos de operaciones, un técnico de extinción y cuatro agentes de Medio Ambiente, además del director del Centro Operativo Provincial, Rafael Yebra, que ha coordinado toda la operación desde el puesto de mando avanzado establecido en Turre.



Yebra explicaba ayer en declaraciones para La Voz que se esperaba que el incendio se diera por extinguido a lo largo del día de hoy, un pronóstico precavido, motivado por el fuerte viento que se levantó durante la tarde y que podía reactivar las llamas en Sierra Cabrera. 


Entre la tarde del domingo y la madrugada del lunes, con las llamas en su apogeo, el Infoca se las vio con un incendio “duro de pelar”, según lo calificaba el Infoca en su cuenta de Twitter, desde la que realizaba actualizaciones periódicas sobre la situación en la sierra. La velocidad a la que se propagó el fuego, motivada por el viento y las fuertes pendientes de esta zona montañosa, junto a su virulencia, sorprendieron al cuerpo, que tuvo que transportar a sus bomberos por medios aéreos debido a que el incendio era inaccesible por carretera o caminos.


Dispositivo

En el momento de mayor emergencia, en el dispositivo han llegado a participar hasta 126 bomberos, además de diversos técnicos de operaciones, extinción y Medio Ambiente, un subdirector del Centro Operativo Provincial y la Unidad Médica de Incendios Forestales (UMIF). Desde que el incendio se diera por estabilizado a las 8:15 horas, las labores se centraron en el control del perímetro, la utilización de aviones de carga en tierra y el uso de "retardante" en los puntos "considerados críticos", según informó Yebra.


En las labores de extinción también han participado hasta 12 medios aéreos, cuatro aviones de carga en tierra, otro de vigilancia, tres helicópteros de transporte y extinción semipesados, tres pesados y uno ligero.


Causas desconocidas

Por otro lado, en declaraciones para la Cadena SER Levante, la alcaldesa de Mojácar, Rosa María Cano, aseguraba ayer que aún no había “ningún indicio” sobre las causas del incendio, si bien la Policía Nacional mantiene una investigación abierta para esclarecerlas. En esta ocasión, a diferencia de lo sucedido durante el gran incendio forestal de 2009, el fuego estaba enclavado en lo profundo de la sierra y no llegó a afectar a ninguna vivienda, si bien en su epicentro, la pedanía de El Moro, fue necesaria la evacuación, por precaución, de dos familias.


Miedo

Sin embargo, el recuerdo de los sucedido en 2009 estaba presente y en Turre se vivieron momentos muy tensos durante la tarde del domingo, llegándose a plantear y preparar la evacuación de los vecinos de las urbanizaciones de Sierra Cabrera y Cortijo Grande, que no distaban más de unos centenares de metros de las voraces llamas.


“El fuego se ha vivido aquí con muchísima intranquilidad. A las 7 de la tarde parecía que las llamas estaban controladas, pero cambió el viento y a las 9 de la noche las llamas se hicieron gigantes y prácticamente les dijimos a los vecinos que se prepararan para la evacuación e incluso empezamos a contactar con hoteles y cruz roja para llevarla a cabo”, explicaba ayer Martín Morales, alcalde de Turre, que ha seguido la evolución de la situación desde el puesto de mando avanzado junto con los técnicos de Infoca.


Afortunadamente, “el clima cambió, bajó la temperatura, la humedad aumentó y el fuego se fue aplacando”, por lo que finalmente los vecinos de estas urbanizaciones pudieron permanecer en sus casas, aunque el miedo mantuviera a muchos despiertos hasta altas horas de la noche.

 

Temas relacionados
Incendios forestales Cadena SER Carboneras Turre Hoteles Incendios Policía Nacional Twitter Cruz Roja Medio Ambiente Infoca Cortijo Grande Andalucía Vecinos

para ti

en destaque