Viernes Santo: todo lo que tienes que saber de la Soledad

La Soledad, seguida de Almería, por Daniel Pérez.
La Soledad, seguida de Almería, por Daniel Pérez.


Según el documento más antiguo del que se tiene referencia en la Hermandad las primeras reglas datan de 1773, y fueron aprobadas por el Obispo D. Claudio Sánchez y Torres. Es un dato poco conocido que para entrar a formar parte de la misma, en aquella época, los cofrades debían abonar por su ingreso diez reales y media libra de cera, a excepción de los mayores de sesenta años, que habrían de pagar la misma cera y veinte reales.


Como ocurriera con todas las Hermandades el primer tercio del Siglo XX, esta Hermandad sufrió mucho durante la década de los años 30 y la república, años que culminaron con la quema de la Iglesia de Santiago Apóstol, de la primitiva imagen que se veneraba, y de la mayoría de enseres de Nuestra Señora de los Dolores de manos de los republicanos más radicales.


Como curiosidad, tal vez no sabrías que en 1921 la Hermandad de la Soledad fue la primera en Almería en incluir el Paseo del Príncipe (actual Paseo de Almería) en su itinerario y junto a la Hermandad del Santo Sepulcro fueron las primeras cofradías en introducir las andas sobre ruedas, a principios de los años veinte. En 1986 Nuestra Señora de los Dolores defiló por primera vez a hombros portada por la cuadrilla de costaleros de la Cofradía de las Angustias, y durante muchos años su cuadrilla portaba la imagen al estilo granadino, es decir, bajo el paso con travesaños que atravesaban el paso de atrás hacía adelante, portando el peso sobre los hombros, hasta que recientemente han unificado la parihuela a la del resto de Almería (salvo contadas excepciones) y está realizada a estilo sevillano, con travesaños (trabajaderas) que cruzan de costero a costero y cargando el peso sobre la cerviz.



Los nazarenos que acompañaban a la imagen de San Juan vestían túnicas blancas con botonadura, capa, antifaz o cíngulo rojo hasta el año 1994, cuando la túnica pasó a ser negra, como hoy la conocemos.


En el año 1998 se le concedió por el alcalde D. Juan Megino el Escudo de Oro de la ciudad de Almería.



AL DETALLE... VIRGEN DE LOS DOLORES

Obra del escultor villarrealense D. José Ortells Ramos, realizada en el año 1941.


Dicha imagen es copia fidelísima de la destruida en el año 1936, atribuida tradicionalmente al murciano Salzillo, aunque fuentes más fidedignas la atribuyen a la escuela granadina del siglo XVIII dentro del circulo de José de Mora. La imagen fue reproducida por el imaginero en base a fotografías facilitadas por hermanos, que describieron al imaginero:


“Tenía los ojos de vidrio. No tenía cabellera alguna, puesto que el rostrillo de encaje la tapa desde media frente hasta debajo de la barba. El color de su carne era blanca. Las mejillas un poco sonrosadas y las lágrimas de vidrio. Tenga Vd. en cuenta por la posición de la cabeza, que la imagen representa el séptimo dolor”.

 

Temas relacionados
Viernes Santo Semana Santa

para ti

en destaque