“Nos hemos sentido marginados”: polémica por los restos del Beato Diego Ventaja

La familia lamenta no haber sido avisada del acto en el que se expuso la cabeza del Beato

El Beato Diego Ventaja, mártir de la Iglesia almeriense.
El Beato Diego Ventaja, mártir de la Iglesia almeriense.

El pasado viernes, 6 de noviembre, fue un día importante para la Iglesia almeriense. No en vano, en el marco de la celebración del Día de los Mártires del siglo XX, el obispo de la Diócesis de Almería bendecía una nueva capilla en la Catedral de Almería dedicada a los mártires almerienses y, además, se exponía por primera vez la cabeza del Beato Diego Ventaja para su veneración tras múltiples avatares que finalizaron, en 2018, con la identificación de los restos del obispo asesinado en 1936.


Sin embargo, esta noticia relevante para la Iglesia almeriense fue, en realidad, un duro golpe para una familia: los únicos familiares vivos del Beato Diego Ventaja Milán no salen de su asombro y se muestran dolidos por lo sucedido el pasado viernes. O, mejor dicho, porque lo que sucedió el pasado viernes tuviera lugar sin contar con ellos absolutamente para nada.


"Nos hemos sentido marginados", explica en declaraciones a LA VOZ Pilar López, única descendiente de la rama Ventaja de la familia del beato almeriense.


Por una parte, los Ventaja Milán protestan por el hecho de que la Diócesis de Almería no les haya invitado al acto en el que fue expuesta para veneración la cabeza de su antepasado. "Que no nos pongan la excusa del coronavirus", advierte López.


No en vano, la postura oficial de la DIócesis de Almería va, precisamente, en esa línea: "La gravedad de la situación sanitaria ha impedido convocar a los sacerdotes ni a los familiares de los Mártires", explicaban en la web de la DIócesis de Almería.



No obstante, la familia del Beato Diego Ventaja sentía especialmente su 'derecho' a acudir a la misa en la que se expusieron los restos de su antepasado precisamente por este hecho. "Sabemos que el cráneo de nuestro tío no va a estar expuesto cada dos por tres, era una oportunidad única y la mayor ilusión de nuestras vidas era estar cerca de la cabeza de nuestro tío Diego", lamenta Pilar López.


Más allá del contratiempo concreto producido el pasado viernes en el marco de una pandemia mundial que ha obligado a reducir aforos en cualquier lugar para evitar la concentración de personas, la queja de la familia es que ni siquiera se les ha anunciado que iba a producirse este acto. "Nos hemos enterado por la prensa", lamentan.


"Es tanto el cariño que le tenemos a nuestro tío...Y nos sentimos tan al margen,... No nos cuentan nadan, nos ignoran, no nos avisan de nada", protesta López.


Donaciones

Además, la situación se ve agravada por dos cuestiones fundamentales para los Ventaja Milán: sus donaciones a la Iglesia almeriense y su interés por estar cerca de los restos de su antepasado.


Por una parte, tal y como explica Pilar López (cuyo bisabuelo era hermano del padre del Beato), "con toda nuestra bondad, tanto mis primos Milán como yo, Ventaja, hemos entregado a la Catedral toda la documentación existente sobre nuestro tío: fotos, cartas, fotos de los padres... Todo lo hemos entregado para que no se pierda esta historia de la iglesia, esta historia de la vida". 


¿Y a cambio? Tal y como lamentan, "el obispo a cambio no nos informa de nada, como si no existiéramos".


No obstante, el problema es que, más allá de los recuerdos familiares donados a la Diócesis de Almería, la familia ya había solicitado con anterioridad y en distintas ocasiones poder ver y estar cerca de los restos del Beato Diego Ventaja. Todo ello, sin éxito.


"Amar y perdonar. Eso hacemos nosotros: amar y perdonar siguiendo su ejemplo, pero estamos a mil leguas de su santidad y no queremos callar, sino gritar y gritar", protesta la familia, que además subraya el daño hecho al propio Beato almeriense: "Seguro que sin intención, pero después de muerto también se le hace daño: su cuerpo polvo es, pero su espíritu es eterno y él desea continuar amando a su familia y desea que sus seres queridos estén a su lado, en los momentos más simbólicos de su vida". 


"Por amor de Dios: no nos ignoren. Él nos pertenece, como nuestro tío que es, nuestro ser querido, por derecho sanguíneo, y está claro que no le vamos a abandonar, ante el silencio y la indiferencia a la que nos someten, y gritamos en silencio para no molestar, para no hacer daño, para no dañar su imagen, pero por favor, hagan reflexión sobre sus sentimientos" .


 

Temas relacionados
Obispado de Almería

para ti

en destaque