Un plan para que un bar o una tienda de pueblo nunca cierre

La Cámara de Comercio y Diputación activan un proyecto de orientación a emprendedores rurales

Una joven pareja que se ha hecho cargo del bar del pequeño pueblo de Laroya.
Una joven pareja que se ha hecho cargo del bar del pequeño pueblo de Laroya.

La cara es Roquetas, un poblado de antiguos marengos y campesinos hasta los años 60, que ha superado ya los 100.000 habitantes, que supone la mitad de la metrópoli; la cruz, esos más de 60 pueblos de la provincia, con menos de medio millar de habitantes que se mueren -que se llevan muriendo hace años- y que terminarán desapareciendo del mapa, como desapareció, por ejemplo, Marchalico Viñicas, el Higo Seco o Huelí; como pronto ocurrirá también, por ejemplo, con Serena, con Aulago, donde solo viven 57 habitantes.


 

Temas relacionados
Turismo rural Rutas Empresas Comercio Hostelería Diputación de Almería Suflí Chercos Turrillas

para ti

en destaque