Se buscan empresas para reparar el canal de las Salinas de Cabo de Gata

La Policia rescata un flamenco rosa que vagaba por las calles de Carboneras

Ejemplar de flamenco rescatado ayer por la Policía en la localidad de Carboneras
Ejemplar de flamenco rescatado ayer por la Policía en la localidad de Carboneras La Voz
Antonio Fernández 23:51 • 05 jul. 2022

La desecación de las Salinas del Cabo de Gata se produjo por la rotura del canal que aporta agua del mar a las charcas en las que viven y se reproducen las aves que las utilizan, un agua marina de la que además obtienen el sustento para alimentarse.


El problema, según explicó ayer la delegada de Desarrollo Sostenible en la reunión de la Junta Rectora del Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar es que esa rotura es de mucho mayor consideración que las ocurridas en épocas anteriores ya que de los 600 metros del canal, alrededor de 400 han quedado inutilizados.


Emergencia
La delegada, Raquel Espín, ofreció ayer todo tipo de explicaciones y aseguró que, “desde el minuto uno” desde que conocieron o ocurrido han estado trabajando para intentar poner en marcha soluciones para asegurar el suministro de agua a este espacio natural. Sin embargo, la magnitud del problema ha impedido una solución rápida y eficaz porque hay pocas empresas especializadas en la reparación de galerías.



A la cita de ayer con la Junta Rectora del Parque acudieron, de hecho, varios técnicos de empresas de León, Asturias y Cataluña especializadas en este tipo de trabajos. Aún es pronto para determinar la mejor forma de proceder a la reparación y, por tanto, de tener una previsión del tiempo necesario para ello.


Las causas
La Junta tuvo conocimiento de los desperfectos a mediados del mes de mayo, una serie de hundimientos que fueron causados, presumiblemente, por las fuertes lluvias que se registraron en la zona los meses anteriores. En cualquier caso la empresa que explota las salinas, la Unión Salinera, tardó algún tiempo en dar la voz de alarma.



En las condiciones actuales el canal de abastecimiento de agua a los charcones de las salinas no puede realizar su función. La Delegación ha intentado en este tiempo adoptar algunas medidas, aunque fueran con carácter provisional, para poder aportar agua marina, pero por diferentes problemas técnicos o de seguridad hasta ahora ha sido imposible llevar a cabo esas obras.


Bombas
Una de las medidas que se trataron de poner en marcha fue la instalación de una bomba con la potencia suficiente para poder elevar el agua desde el mar hasta las charcas, para asegurar una lámina de agua que permitiera mantener el hábitat de las aves.



Sin embargo esa fórmula fue finalmente desechada porque el efecto de succión de esas bombas podría suponer un riesgo para los miles de personas que frecuentan las playas próximas al enclave de las salinas.


Raquel Espín comparte la preocupación por la situación y asegura que se hará todo lo que sea posible para recuperar en el menor plazo de tiempo posible este enclave, parte esencial del Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar.


Mientras tanto, muchas de las aves que habitualmente viven en las salinas están emigrando hacia zonas húmedas de otras zonas de la provincia en busca de refugio y sustento. Algunas de ellas han recalado en los humedales existentes en la costa de Vera o Mojácar, donde vecinos y visitantes asisten insólitos a la llegada de estos nuevos residentes. También en el Paraje Punta Entinas-Sabinar se ha notado un aumento de flamencos y otras aves acuáticas.


El rescate
La Policía Nacional adscrita a la Junta de Andalucía comunicó ayer la operación para el rescate de un flamenco rosa (Phoenicopterus ruber) que fue localizado en una zona próxima al puerto de Carboneras, un ejemplar que presumiblemente procedía de las Salinas de Cabo de Gata que ha ‘emigrado’ en busca de un nuevo hogar.


Los agentes contaban su experiencia señalando que el pájaro fue rescatado tras recibir un aviso de las autoridades locales: “se encontraba desorientada y presentaba síntomas evidentes de agotamiento “. Tras el rescate el flamenco fue trasladado por la propia Policía a una clínica veterinaria para su valoración. Los agentes esperaban “su pronta recuperación” para que pueda regresar a su hábitat natural. Otros ejemplares han sido vistos estos días en otras zonas de la provincia.


Temas relacionados

para ti

en destaque