El Retrovisor: Radio teatro para honrar a las víctimas de La Desbandá

“La radio se convirtió en un versátil instrumento de información y propaganda”

Adra, febrero de 1937, carretera de la muerte. FOTO HAZEN SIZE.
Adra, febrero de 1937, carretera de la muerte. FOTO HAZEN SIZE.
Antonio Torres 20:59 • 11 feb. 2022

La radio es hoy por hoy, el medio informativo más emblemático y dinámico, a pesar de los avances y nuevos sistemas de comunicación que han aparecido en el último siglo. El objetivo principal de este día es hacer de la radio un medio interactivo que propicie el debate para tratar distintos temas que interesan a la colectividad. Se hace un llamamiento a la ética periodística para mantener y aumentar la confianza de los oyentes. Se le pide a la radio que atienda a las necesidades informativas de todos los oyentes, incluidas las personas con discapacidad. La radio se convirtió en un versátil instrumento de información y propaganda avasallado por las autoridades republicanas y los revolucionarios, aunque el catedrático Ángel Faus siempre nos recordó el analfabetismo del 65 por ciento de la población y “la debilidad del parque de receptores”. 


Los horrores de cada día durante la Guerra Civil fueron narrados por Unión Radio Madrid, la voz oficial de la República y en Andalucía destacó el papel de Radio Sevilla que desarrolló el golpista militar Queipo de Llano“lanzando metralla contra los marxistas y las mujeres” con lenguaje soez e incluso contra Franco al que llamó “Paca la culona”, aspecto que aparece también en la película sobre Unamuno. La tónica general fue la incautación de emisoras por unos y otros. El monárquico ABC era republicano en Madrid y la edición de ABC de Sevilla estaba con los nacionales. El director de EAJ-60 Radio Almería, la única emisora convencional de la provincia, Miguel Soto (Alicante, 1905-1964), pasó por la cárcel durante la ocupación incontrolada de la emisora que tenía su sede en la calle Arapiles de Almería, aspecto que subrayo en el primer libro escrito sobre la historia de la radio en Almería, editado en 1996 por el Instituto de Estudios Almerienses. 


La Desbandá es una historia, una masacre de la Guerra Civil, afirmaron esta semana en La Ventana, presentado por Carles Francino, quien se hizo eco de una lección de vida impulsada por una radio comunitaria de Málaga. En aquel febrero de 1937, más de 5.000 civiles fueron asesinados por aviones y buques al servicio del bando golpista. Gracias al podcast de la Cadena SER, es recomendable que los interesados lo escuchen. La emisora malagueña de Palma Palmisa creó la primera ficción sonora sobre la masacre civil, conocida como la Desbandá, en su 85 aniversario, con los vecinos como protagonistas. En La Ventana hablaron con su director, Alejandro Blanco, y con algunos familiares de las víctimas de este suceso de febrero de 1937 “Nuestros valientes legionarios han enseñado a los cobardes de los rojos lo que significa ser hombres de verdad y de paso, también a sus mujeres.Es totalmente justificado porque estas comunistas y anarquistas predican el amor libre. Ahora por lo menos sabrán lo que son hombres y no milicianos maricones. No se van a librar por mucho que forcejen y pataleen. Y escuchadme, canalla roja de Málaga, espera a que llegue dentro de pocos días porque me sentaré en vuestra calle Larios a beber cerveza y por cada sorbo mío, caeréis diez”, con la recreación de unos de los terribles discursos del general sublevado, Queipo de Llano, arranca La Desbandá, primera ficción sonora realizada en España sobre este éxodo, conocido popularmente con el mismo nombre, firmada por una pequeña radio comunitaria del barrio malagueño de Palma Palmilla Onda Color Onda Color.  El punto de partida fue consultar las palabras de Queipo de Llano en el archivo de la Biblioteca de Prensa Histórica y el trabajo de historiadores como Jesús Majada.




Las imágenes y fotografías tomadas por Gerda Taro y Robert Capa viajaron hasta el Centro Andaluz de la Fotografía con imágenes de la entrada a Adra, El Ejido, Vícar y Aguadulce y el apoyo de las Brigadas Internacionales que participaron en la contraofensiva republicana. Eusebio Rodríguez es el primer investigador de Almería que comenzó a hablar en conferencias y lo sigue haciendo como el pasado viernes en Málaga en un acto que comenzó a las siete de la tarde y acabó tras cinco horas de debate, acompañado de Martín Milan, autor de Madre anoche en las trincheras.  “Taro”, afirma para este trabajo la profesora Lorna Arroyo de la Universidad de Cantabria, “representaba la figura de mujeres valerosas y no como víctimas.



Estas fotografías, publicadas en algunas portadas internacionales como Regards, Die Volks-Illustrierte y Spanelsko, funcionaban como reclamo masivo en apoyo a La República española y a la defensa de la democracia en Europa”. El investigador Fernando Alcalde Rodríguez (Motril, 1963) afirmó ayer que las imágenes proceden del International Center of Photography of New York que cuidan los derechos de autor. Además de libros y exposiciones, está la cinta que reconstruye los acontecimientos con los testimonios impagables del testigo Norman Bethune, médico canadiense conocido por sus servicios a los heridos. Documentó para la historia la masacre de La Desbandá. el criminal episodio de la Guerra Civil en la que no murieron políticos en la carretera costera de Málaga a Almería sino personas hambrientas.  Este fin de semana, nuevos investigadores se asomarán al panorama aportando datos con motivo del 85 Aniversario. Aquí quiero subrayar al trabajo de la profesora de la Universidad de Málaga Encarnación Barranquero, autora de “Málaga entre la Guerra y la Posguerra. El franquismo” (1994). Las aportaciones del pionero en Almería Eusebio Rodríguez Padilla que, junto a Juan Francisco Colomina, es autor de La Desbandá de Málaga en la provincia de Almería que acaba de alcanzar estos días una tercera edición.  Maribel Brenes y Andrés Fernández localizaron fondos de la Fundación Juan Negrín. Ambos fueron entrevistados por Rafael Guerrero en el programa La Memoria de Radio Andalucía Información.


El éxodo de Málaga a Almería, novela de María Jesús Orbegozo, calificada por el añorado Fausto Romero como “entrañable e intensa que su lectura hace temblar el alma”. “Todos los éxodos son el mismo éxodo”, escribe Orbegozo.“Aunque todos sufriesen llagas o no tuviesen qué comer, cada uno partió de una casa, dejó atrás a sus mayores o perdió a sus hijos”.




Temas relacionados

para ti

en destaque